Latinoamérica rechaza posible intervención militar de EE.UU. en Siria

Latinoamérica rechaza posible intervención militar de EE.UU. en Siria

Agosto 29, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | EFE
Latinoamérica rechaza posible intervención militar de EE.UU. en Siria

En Estados Unidos, los inmigrantes sirios protestan en contra de la intervención militar del país norteamericano.

Los gobiernos latinoamericanos piden a Estados Unidos que no se tome ninguna decisión hasta que la ONU concluya su investigación sobre las denuncias de ataques químicos en Siria.

Gran parte de los gobiernos de Latinoamérica rechazaron una eventual intervención de EE.UU. en Siria y urgieron para que no se tome ninguna decisión hasta que concluya la investigación que adelanta la ONU sobre las denuncias de un ataque químico que habría dejado 1.300 muertos.La ONU pidió tiempo para que sus inspectores en Siria puedan terminar de investigar las denuncias de un ataque químico, al tiempo que los miembros permanentes del Consejo de Seguridad dijeron que analizarán con sus respectivos Gobiernos el borrador que presentó hoy Reino Unido y que propone el uso de la fuerza en el país árabe.La reunión en el Consejo de Seguridad de la ONU entre EE.UU., Rusia, China, Francia y el Reino Unido concluyó sin avances y simplemente se acordó que el documento se enviaría a los respectivos países para consideración de cada Gobierno.El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, no quiso especular sobre una posible respuesta de la comunidad internacional ante el supuesto ataque químico en Guta e insistió en que su responsabilidad ahora es "conducir y completar" la investigación.El presidente de EE.UU., Barack Obama, fue enfático en afirmar que aún "no ha tomado una decisión" acerca de un eventual ataque a Siria y dejó claro que atribuye al régimen de Bachar Al Asad el uso de armas químicas contra civiles, por lo que deberá rendir cuentas."No he tomado una decisión (con respecto a Siria), he recibido opciones por parte de nuestras fuerzas armadas y he tenido extensas discusiones con mi equipo de seguridad nacional", dijo Obama en una entrevista con la televisión pública PBS.Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, John Baird, dijo que los países occidentales están discutiendo las medidas a tomar y todavía "no hay una decisión firme" y señaló que su país esperará a "lo que Obama decida" para tomar acciones.A las palabras de Ban se sumaron las del nuevo canciller de Brasil, Luiz Alberto Figueiredo, quien afirmó que su país no respaldará ninguna "intervención armada" en Siria que no haya sido consensuada en el Consejo de Seguridad de la ONU y recordó que hay una investigación en marcha y que "se deben esperar sus resultados".El mandatario de Bolivia, Evo Morales, rechazó una posible intervención y acusó a Obama de preparar "guerras" para adueñarse de los recursos naturales de algunos países."Ya no puede imponer dictaduras militares" como, a su juicio, hizo antes, ahora financia conflictos internos en algunos países para intervenirlos y apropiarse de sus recursos naturales, afirmó Morales.Por su parte, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció que una presunta banda de sicarios tenía como objetivo asesinarlo en coincidencia con un "ataque internacional" a Siria y pidió estar alerta para garantizar la paz "en cualquier circunstancia".Desde La Haya el canciller mexicano, José Antonio Meade Kuribreña, calificó la necesidad de una intervención militar en Siria de "importante y urgente", pero se mostró partidario de que se "agoten las posibilidades de investigación" abiertas por la ONU. También, el nuncio apostólico en Nicaragua, Fortunatus Nwachukwu, pidió "paz y respeto del orden internacional"."Tenemos que hacer dos cosas, una rezar, pedir al Dios de la paz que nos conceda la paz, y que ponga la paz en la mente de las personas y de los responsables, que no piensen solamente en la guerra, sino en una solución pacífica", dijo Nwachukwu.Los medios estadounidenses dan por sentado que EE.UU. actuará militarmente con el respaldo de sus socios de la OTAN, que públicamente se han mostrado de acuerdo en que es necesario responder.Según la Coalición Nacional Siria (CNFROS), la principal alianza opositora, al menos 1.300 personas murieron el 21 de agosto en un ataque químico cometido por fuerzas del régimen, acusaciones que niega el Gobierno.Según la cadena CNN, el informe con las supuestas pruebas que prepara Estados Unidos, y que incluiría detalles recabados por los servicios de inteligencia, ya ha sido entregado a miembros del Congreso estadounidense.114 legisladores recordaron a Obama que violaría la Constitución si no pidiera antes la autorización del Congreso para realizar bombardeos selectivos en Siria, que según se ha dicho solo durarían unos tres días y se llevarían a cabo con misiles lanzados desde el Mar Mediterráneo o con bombardeos aéreos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad