Potente sismo también dejó en 'ruinas' la economía de Ecuador

Abril 20, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción y agencias
Potente sismo también dejó en 'ruinas' la economía de Ecuador

Imagen de un hostal destruido en Pedernales, Ecuador, la ciudad donde más personas perdieron la vida tras el sismo.

Pérdidas suman US$3000 millones, dice Correa. La reconstrucción costaría unos US$10.000 millones, estiman expertos.

“Un terremoto siempre es malo, pero este agarró a Ecuador en un mal momento económico, y hay muy pocos fondos para la emergencia”. Esta frase del profesor Sebastián Oleas, de la Universidad de San Francisco de Quito, resume las serias   dificultades que atraviesa y deberá atravesar ese país en los próximos años luego del sismo que arrasó el sábado pasado varias poblaciones costeras y dejó una estela de víctimas y devastación.

La economía ecuatoriana venía de un pobre   crecimiento del 0,3% en el 2015 (frente a una proyección del 4%), y una crítica situación fiscal. Tanto, que el Fondo Monetario Internacional, FMI, le auguró una caída del PIB ecuatoriano del 4,5% durante el 2016, la cual, tras el sismo, podría ser mucho más aguda.

El propio presidente ecuatoriano, Rafael Correa, cuantificó en US$3000 millones las pérdidas que dejó  el terremoto, y  según él, afectará el 3% del Producto Interno Bruto. Pero la cifra podría quedarse corta.

“La reconstrucción será larga y costosa”, se lamentó el Mandatario. “Eso tomará meses, años y costará centenas, probablemente miles de millones de dólares”, indicó.

Y no es para menos, ya que según estimativos de Edward Glossop, economista de la firma Capital Economics, las pérdidas podrían llegar a representar hasta un 30% del PIB, muy similares a las sufridas por Chile y Haití. En estos países la reconstrucción de carreteras, viviendas, puentes, viaductos, redes de servicios públicos, entre otras, costó entre U$15.000 millones y US$30.000 millones.

Algunos analistas calculan que en el caso del desastre ecuatoriano la reconstrucción podría demandar unos US$10.000 millones para rehabilitar la infraestructura física, ya que poblaciones como Pedernales y Cojimíes, en la zona norte de Manabí, Manta y Portoviejo, sobre la Costa Pacífica, quedaron en ruinas.

Lo peor es que Ecuador es una economía dolarizada, y su banco central no puede emitir dinero para financiar gastos, en este caso para atender la magnitud del desastre. 

[[nid:528228;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/04/thumbnail_cronologia_terremotos.jpg;full;{Desde México hasta Chile, pasando por Colombia, fuertes terremotos han golpeado los países latinoamericanos dejando una huella de muerte y destrucción. Conozca cuáles fueron los más letales en este recorrido.Elpais.com.co}]]

En el momento del sismo,  Ecuador arrastraba pérdidas por US$7000 millones desde el 2015 debido a la caída de los precios internacionales del petróleo, un sector que le aporta esa misma suma cada año en divisas a la economía.

Gran parte de esos recursos de la renta petrolera los había invertido el gobierno años atrás en la construcción de modernas autopistas, viaductos y puentes, varios de los cuales resultaron destruidos.

“Por el lado productivo, la afectación no debería ser mayor. Aunque Manta es una zona industrial importante, las regiones más afectadas, entre el norte de Manabí y Esmeraldas (cerca a  Colombia), no son zonas productivas. Y la mayor parte de carreteras destruidas están en zonas secundarias a nivel productivo”, aseguró el economista Alberto Acosta.

En su concepto, “no se va a parar la producción y de ninguna manera va a justificar la contracción económica. Pero en estas circunstancias reconstruir todo va a ser mucho más difícil, más costoso, porque no hay recursos”, agregó este analista de la firma consultora grupo Spurrier.

Por fortuna, el sistema de oleoductos, entre ellos el Trasandino, que se conecta con Colombia, no resultó averiado por la onda sísmica, por lo que ese país, el miembro más pequeño de la Opep, podrá seguir sacando su petróleo a los mercados externos.

Como una forma de enfrentar lo que viene, el gobierno ecuatoriano contará con líneas de financiamiento del Banco Mundial, el Banco Interamericano (BID) y otros instituciones multilaterales. El presidente Correa dijo que ya se activó un fondo de reconstrucción por US$450 millones.

Aún con todas esas ayudas, serán varios los años en que Ecuador estará sumergido en una crisis, agudizada por el fatídico terremoto del sábado 16 de abril.

Lo que viene 

El impacto económico por el sismo de alguna forma también repercute en Colombia, sobre todo en materia comercial.

Colombia vendió bienes a Ecuador en el 2015 por US$1433 millones, en especial confecciones, confites, azúcar, autopartes, llantas, químicos, textiles y productos agrícolas, pese a que ese país mantuvo barreras arancelarias a algunos productos nacionales.

Aún así, Colombia podría ser el más importante aliado de la reconstrucción de las zonas afectadas a través de la venta de bienes a precios más cómodos.

Ecuador es uno de los tres principales socios comerciales del país y del Valle del Cauca, después de EE.UU. y Venezuela. Hoy, el 11% de las exportaciones manufactureras del Valle se dirigen a Ecuador.  

Sobre lo que viene el gerente seccional de la Andi, Gabriel Velasco, explicó, que ante todo, el empresariado regional es solidario con el pueblo ecuatoriano por el doloroso momento que vive.

 Anotó que el Valle podría convertirse en un importante  proveedor de bienes y servicios para ayudar a la reconstrucción, teniendo en cuenta su cercanía con ese país.

La recuperación ecuatoriana, subrayó el dirigente, es fundamental no solo para Colombia sino para la economía del Valle del Cauca.

El terremoto impactó principalmente la zona turística del Ecuador, un corredor frente al Océano Pacífico, apetecido por sus playas.

Decenas de hoteles, hostales y alojamientos de las localidades de Pedernales, Manta, Canoas, Bahía de Caraquez se desplomaron por la onda sísmica.

Manabí es la provincia con más daños. En Esmeraldas también hubo algunas afectaciones.

Pese al desastre, el aeropuerto de Manta, no resultó afectado.

Hoy, miles de turistas tratan de salir de la zona, y se especula que muchos murieron en los balnearios. 

El impacto económico es millonario ya que centenares de planes turísticos quedaron aplazados

El presidente de Cotelvalle, Óscar Guzmán, ofreció ayer su solidaridad con el pueblo ecuatoriano, e informó que una misión de hoteleros de Cali que tennía previsto viajar en mayo, a Manta, Esmeraldas y Quito, también se aplazó. 

Ecuador recibe anualmente 1,5 millones de extranjeros, de ellos el 23% procedentes de Colombia, mientras el 16% son estadounidenses y el 11,2%  visitantes del Perú.

Escuche: "Esto fue como el terremoto de Armenia", cuenta colombiano en Pedernales

¿De qué vive Ecuador?

El 40% de las finanzas del  Ecuador dependen del petróleo, que antes de la crisis de precios, le proporcionaba entre US$6.400 millones y US$7.000 millones al año. Su producción diaria es de 505.000 barriles.

El banano es la segunda fuente  de divisas, y es el primer productor mundial de esa fruta. Sus ventas sumaron US$2800 millones en el 2015, en especial a EE.UU., Rusia y Europa. 

El banano representa el 10%  de todas las exportaciones del Ecuador.

El turismo le representa al  vecino país alrededor de US$1500 millones al año. En el 2015 había logrado un crecimiento del 7% en la llegada de turistas extranjeros.

Son famosas sus playas  de Esmeraldas, las más visitadas por los colombianos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad