Murió en Cartagena la bailarina y coreógrafa Sonia Osorio

Marzo 29, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co y Colprensa
Murió en Cartagena la bailarina y coreógrafa Sonia Osorio

La bailarina y coreógrafa Sonia Osorio, fundadora del Ballet de Colombia, murió a los 83 años de edad en Cartagena.

A los 83 años de edad, murió la creadora del Ballet de Colombia. Sonia Osorio se encontraba en delicado estado de salud en la clínica Medihelp de Cartagena.

Cuando su esposo el pintor Alejandro Obregón la veía barriendo, le reprochaba: “¡Nada de eso! Tienes mucho talento para desperdiciarlo en la casa”. Y le arrebataba la escoba para mandarla de puntitas al ballet. El mismo Obregón le dijo una vez: “No he logrado saber si soy yo quien pintó influido por los colores de tus bailes o eres tú quien ha copiado de mis pinturas tus coreografías”. Estos episodios hogareños fueron recordados ayer al promediar la tarde por quienes conocían a Sonia Osorio, fundadora del Ballet de Colombia, cuando se supo la noticia de su muerte en la Clínica Medihelp de Cartagena, a causa de una infección renal y pulmonar. Tenía 83 años de edad, que cumplió el pasado viernes.La mujer orquestaHabía nacido en Bogotá el 25 de marzo de 1928, en el hogar de Luis Enrique Osorio, precursor del teatro en Colombia, y de Lucía de Saint-Malo, quienes la llevaron a vivir en Barranquilla a los ocho meses de edad, donde permaneció bajo el cuidado de su abuela materna, hasta los 6 años. Toda su infancia transcurrió en medio del baile y el teatro, que la atraían más que los juguetes. A los 9 años de edad fue llevada de regreso a Bogotá y desde ese momento sus padres le formaron en la música clásica, la historia del arte y la lectura.Luego estudió ballet y danza moderna en los Estados Unidos, en algunos países de América del Sur y en Europa. En este continente conoció a Magda Brunner, primera figura del Ballet de Viena, quien sería su maestra fundamental.Páginas de internet coinciden en que hizo parte del grupo de danza de la argentina Cecilia Ingenieros, alumna de Marta Graham, a quien en 1998 la revista ‘Time’, nombró ‘Bailarina del Siglo XX’, y una de las personas más importantes de la pasada centuria.Luego Sonia se dedicó a la coreografía y las técnicas de espectáculo. También era periodista y diseñadora, oficios que siempre desempeñó.Tras un primer matrimonio frustrado, Sonia Osorio conoció al pintor español nacionalizado colombiano Alejandro Obregón, con quien contrajo matrimonio en París, y con el que tuvo dos hijos: Silvana y Rodrigo, éste último actor de cine.De un matrimonio posterior Sonia tuvo otros tres hijos y entre todos la hicieron abuela de siete nietos.En 1960 fundó el Ballet de Colombia, con el cual visitó más de 30 países, en los cuales presentó soberbios espectáculos inspirados en danzas autóctonas colombianas, las cuales convertía en piezas de ballet.Las más aplaudidas el baile del garabato, el currulao, el mapalé, el abozao, la cumbia, la guaneña, el bullerengue, el joropo, el sanjuanero, el pasillo, el bambuco y el mercado campesino las más aplaudidas en sus giras. También incursionó en la danza moderna.Solía destacar la sensualidad de las danzas colombianas, por lo cual estuvo en la mirada inquisidora de sectores conservadores que tachaban su propuesta como salida de tono. También fue muy criticada por haber sido la primera en exigir a sus bailarines hombres depilarse el cuerpo. Pero ninguna censura logró jamás detenerla. Para los bailarines de su ballet, Sonia Osorio más que una directora fue una madre, les transmitió la energía a cada uno de sus movimientos, los que combinaban con música en vivo, juego de luces y radiantes colores.“Sonia puso el folclor de Colombia en el sitio de honor que se merecía, en escenarios internacionales. Ella maravilló al mundo con la esencia de este pueblo”, dijo su hijo Rodrigo, con visible melancolía.Por toda su labor artística, el entonces presidente Álvaro Uribe le otorgó en mayo de 2010 la Cruz de Boyacá, la más alta condecoración colombiana.El legado claroConsciente del valor de su legado cultural para el país, Sonia Osorio dedicó sus últimos años a trabajar con su hijo Rodrigo y sus más cercanos colaboradores en trazar un proyecto definido para el ballet, para que éste no desaparezca cuando ella faltara.“Como fue el deseo de mi madre, dirigiré el Ballet de Colombia y proyectaré de la mejor forma el legado cultural y folclórico que hoy le deja al país”, anunció Obregón.Sonia Osorio fue velada anoche en Cartagena y hoy su cadáver será trasladada a la sede del Ballet de Colombia en Bogotá, donde se le rendirá un homenaje “con música, con tambores y con danza, como le hubiera gustado a mi madre”, precisó el nuevo director del Ballet de Colombia.Cuando tocaba el tema de la muerte. Sonia Osorio dejaba claro que no deseaba ni aspiraba a que la gente la recordara de manera especial: “Como a cada cual le provoque, yo no creo que a todos les dé la misma impresión”."La gloria es como un orgasmo", entrevista con Sonia Osorio publicada en abril de 2006 Los 50 años del Ballet de Colombia

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad