Hoy:

    Cinco días después, Mocoa sigue atrapada en el dolor

    Abril 05, 2017 - 12:00 a.m. Por:
    Redacción de El País / Agencia EFE
    Tragedia en Mocoa

    Miembros de la Defensa Civil y la Cruz Roja transportan un cadáver hallado entre los escombros y el lodo.

    Foto: Agencia EFE

    Mocoa, golpeada el pasado viernes por una catástrofe natural que deja ya 290 muertos, se enfrenta hoy a una nueva dificultad por cuenta del mal olor de los cuerpos en descomposición que siguen bajo los escombros o sobre los vestigios de barrios enteros a la intemperie. 

    Sandra Lizcano, habitante de un barrio ubicado a 200 metros del Parque Cementerio Normandía, en donde las autoridades adelantan el proceso de entrega de las víctimas mortales a sus familiares, dijo que la "pestilencia" se apoderó del municipio.

    "La verdad estamos muy mal con los olores y la pestilencia que atrae el viento. Anoche casi no pudimos dormir por el olor tan insoportable", sostuvo.

    A 290 subió el número de muertos por la avalancha que el pasado fin de semana sepultó varios barrios de Mocoa, en el Putumayo. El más reciente informe fue entregado por Medicina Legal, entidad que también dio a conocer que hasta el momento se han entregado 161 cadáveres y 186 cuerpos fueron identificados.

    El director de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés, dijo que la entidad atiende la tragedia con un equipo de 92 personas y tendrá un grupo de especialistas que acompañará a la seccional en Mocoa. “Esto con el fin de atender a las familias que seguirán buscando a todas las personas que están desaparecidas”, explicó Valdés.

    Sin embargo, las críticas por la demora en la entrega de los cadáveres han sido manifestadas por los familiares. Las personas esperan a las puertas del Parque Cementerio Normandía. "Estoy esperando a mi mujer y a un nieto desde el sábado a las 8:00 a.m. y no los han entregado todavía. Dicen que tienen que hacer muchos papeles. Queremos que los entreguen ya, pues ya tenemos todo listo para sepultarlos", relató José Salomón Muñoz.

    Rescatistas Mocoa

    A pesar de que ya han pasado 72 horas, algunos rescatistas prefieren conservar la esperanza de encontrar personas con vida bajo el lodo, rocas y troncos que dejó la avalancha esparcidos por media ciudad de Mocoa.

    Elpais.com.co | EFE

    El Gobierno Nacional indicó que van 262 heridos y centenares de desaparecidos. Hay 800 personas censadas que van a ingresar al Registro de Damnificados. En albergues atienden más de 2200 personas.

    Este lunes el presidente Juan Manuel Santo, luego de un Consejo de Ministros llevado a cabo en Mocoa, afirmó que el agua está llegando a los sitios clave de Mocoa en un volumen que se considera el mínimo necesario y rápidamente se está contratando la construcción del nuevo acueducto.

    "Ya se definieron los procedimientos para el proyecto del nuevo acueducto, que debe empezar a funcionar parcialmente en 4 ó 5 meses. Y totalmente, en un año largo", acotó el Jefe de Estado, quien dijo el acueducto del municipio se va a fortalecer para darle a Mocoa un 100 % de cobertura del líquido vital.

    Mientras avanzan las labores en la zona de la tragedia con organismos de socorro enviados desde diferentes rincones del país, el Gobierno anunció que las familias que perdieron su vivienda en la avalancha tendrán derecho a $750 mil como subsidio para pagar el arriendo de tres meses, ayuda que se le desembolsa directamente al arrendador a través del Banco Agrario.

    Cinco días después de la avalancha que arrasó con una parte de Mocoa, el desabastecimiento de alimentos asedia a la capital de Putumayo, donde más de 50.000 habitantes sufren para conseguir comida.

    "No hay comida, arroz no se encuentra, no se encuentra nada. Prácticamente ya estamos aguantando hambre", comentó Manuel Gustavo Sacoyo, comerciante que tenía un local de venta de pollo y pescado en la plaza de mercado de Mocoa.

    En ese punto, anexo al río Sangoyaco, la imagen es devastadora. El alud dejó a su paso un manto de lodo y destrucción que hace imposible su reapertura.

    CONTINÚA LEYENDO
    Publicidad
    VER COMENTARIOS
    Publicidad