Metrocali rechazó agresión contra conductor del MÍO en el sur de Cali

Abril 07, 2017 - 06:01 p.m. Por:
Redacción de El País 
Dos rutas del MÍO llegarán hasta Pance y La Vorágine

Los conductores de los alimentadores del MÏO aseguran que no cuentan con medidas de seguridad y que han sido víctimas de ataque en repetidas ocasiones.

El País 

Metrocali rechazó el ataque con arma blanca que sufrió este jueves en la noche uno de los conductores del MÍO en el sector de Las Palmas, barrio Meléndez, hecho que generó el cese de actividades de algunos motoristas del sistema y congestión vial en el sur de Cali. 

La entidad expresó a través de un comunicado que por el retraso de casi dos horas, a la comunidad afectada "se les ofreció de manera gratuita el servicio en las rutas alimentadoras A12A y A12B". 

Asimismo manifestaron que el conductor herido fue atendido en la Clínica Colombia, donde le dieron cuatro días de incapacidad. En cuanto al agresor, no hay indicios de quién se trata ni de los motivos del ataque. 

El presidente de Metrocali, Nicolás Orejuela, se reunirá en la estación de Policía de la Comuna 18 este  viernes 7 de abril, sobre las 7:00 de la noche con la comunidad para atender esta problemática, ya que algunos conductores no quieren prestar servicio en esta zona porque, según ellos, no hay garantías para su seguridad. 

"En ese espacio de concertación, el equipo de Metrocali escuchará los pedidos de la comunidad y planteará soluciones para mejorar el servicio en esta zona de Cali, comenzando por reforzar la seguridad del sector", complementó la entidad en el comunicado. 

No obstante, algunos residentes del sector señalan que los móviles de este ataque no obedecen a inseguridad en la zona, sino a una discusión entre el conductor y un usuario por el servicio que presta el masivo en la ladera. 

"Algunas personas que estaban ahí dicen que el conductor del alimentador no quería realizar las paradas donde debía y estaba dejando a la gente tirada, lo que generó un malestar y desencadenó en el ataque", indicó Fidelino Fernández, vicepresidente de la Junta de Acción Comunal del barrio La Luisa, alto Meléndez. 

Según Fernández, el servicio de los alimentadores en esta zona de la ladera es "precario y grosero". Aseguró de haber sido sido testigo de varios episodios donde los conductores del MÍO llegan hasta el sector de Las Palmas y parquean sus vehículos por varios minutos sin importar que haya largas filas de personas esperando por transporte. 

"Si van adelantados con el tiempo llegan y parquean los carros, a veces hasta se acumulan hasta tres vehículos de la misma ruta, y si van colgados con el tiempo arrancan como locos y no recogen a la gente que les ponen la mano en la parada. En la comunidad estamos cansados de esta situación, ya no aguantamos más", subrayó. 

Ante esta situación, Fernández dice que la "única solución que le queda a la gente es utilizar el servicio de los motorratones, porque nos sacaron las rutas de buses tradicionales y nos sometieron a un transporte que no respeta a los usuarios".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad