Los retos para el MÍO tras la salida del presidente de Metrocali

Los retos para el MÍO tras la salida del presidente de Metrocali

Diciembre 27, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Los retos para el MÍO tras la salida del presidente de Metrocali

Armando Garrido Otoya, nuevo expresidente de Metrocali.

Gustavo Jaramillo, secretario de Infraestructura, quedó encargado de la dirección de la entidad. El funcionario sostuvo que al frente de la institución seguirá desarrollando las políticas del alcalde Armitage.

Pese a que se venía rumorando desde hace un par de semanas, ayer se hizo oficial la salida de  Armando Garrido de la  presidencia de Metrocali. A  manera de encargo en dicho puesto  estará Gustavo Jaramillo, quien actualmente oficia como  secretario de Infraestructura.  Lea también: Armando Garrido renuncia a la presidencia de Metrocali. “El doctor Garrido ha cumplido una magnifica  labor, dejó resueltos una serie de problemas, sobre todo conseguimos cómo financiar el MÍO, tendrá capacidad de inversión, se podrán inyectar más buses para prestar un mejor servicio. Los operadores van a estar mejor y eso se verá  en la satisfacción de los usuarios”, dijo el alcalde Maurice Armitage. El Mandatario agregó que fue el mismo Armando Garrido quien manifestó su deseo de retirarse. “No le veo ningún problema, las instituciones tienen que seguir operando”.  Por su parte, el presidente  saliente fue discreto   y manifestó que: “dejo el sistema de transporte con buena sostenibilidad”. Al ser designado como presidente encargado de Metrocali, Gustavo Jaramillo sostuvo que al frente de la institución seguirá desarrollando las políticas del alcalde Armitage.  “Tengo un conocimiento claro  de la empresa, he estado en otras ocasiones como presidente  encargado de Metrocali, antes de que iniciara el ingeniero Armando Garrido (a principios de año), soy miembro de la Junta Directiva y  he venido acompañando a la empresa en todo este proceso, conozco el encargo y la idea es continuar con las mesas de dialogo con los operadores”.   Añadió que entre sus retos estará mejorar el servicio y  sacar más buses a la calle. “Esto mientras se define quién será el nuevo presidente de Metrocali en propiedad”.  Jaramillo agregó que a la par seguirá ejerciendo su cargo como secretario de Infraestructura de Cali.  “Tengo excelentes equipos de trabajo, tanto en Infraestructura como en  Metrocali. Esta misma semana iniciaremos el empalme con el ingeniero Garrido para asumir las riendas de la empresa. Se estima que estaré en  Metrocali entre tres o cuatro meses”. Los retos que se vienen    La salida de Armando Garrido  se da días después de darse a conocer avances del plan financiero para  salvar  al sistema de Transporte Masivo de Cali que afronta una crisis económica y  en el servicio que presta.En síntesis la propuesta contempla una inyección de recursos  al sistema por $85.000 millones anuales, a partir del año 2018. Estos dineros  saldrían, además del cobro por congestión por pico y placa -ya aprobado-,  de una tasa al estacionamiento que se cobrará a los parqueaderos públicos y a algunos privados. Esta última propuesta se presentará el próximo año al Concejo.   Enrique Wolf, vocero de GIT Masivo, uno de los cuatro operadores del MÍO, sostuvo que el nuevo presidente de Metrocali debe tener una actitud constructiva.   “Tiene que darle sostenibilidad a través del porcentaje (de los  pasajes del MÍO) que le corresponde a los operadores para realmente mejorar el servicio del sistema”, explicó.     En relación con la gestión  de Garrido, señaló que una empresa como Metrocali se mide en relación con lo que factura y el número de pasajeros que moviliza. “El número de pasajeros este año disminuyó y creo que ahí no saldría tan bien librado el doctor Garrido”.   Jorge Vélez, de la Liga de Estudiantes Usuarios del MÍO, manifiesta  que Armando Garrido realizó una gestión importante y tenía la intensión  real de  salvar el sistema. “Pero no encontró ayuda en los operadores del MÍO. Ellos nunca se pusieron la camiseta por el sistema y los usuarios, entonces la falta de compromiso hizo que Garrido se retirara”, señaló.  Entre los retos de Metrocali para el 2017 -dice  Vélez- está que   los operadores del MÍO se  involucren  más con el servicio. “Y que no se queden esperando a que el Municipio les solucione todo”.      Cinco funcionarios se han retirado  Armando Garrido  es el quinto alto funcionario  de la Alcaldía  que da un paso el costado durante el  primer año de la gestión de Maurice  Armitage. Ya lo habían hecho   Juan Carlos Minotta, quien fue secretario de Vivienda;   León Darío Espinosa, quien ejerció como director de Planeación;  María Virginia Jordán, exdirectora de Hacienda  y el coronel Nelson Rincón,  que se desempeñó como secretario de Tránsito (ver básico de la derecha). Desde algunos sectores políticos de la ciudad se sostiene que el frenético estilo administrativo del Alcalde habría sido uno de los motivos por los que algunos de estos funcionarios se marginaran  de la Alcaldía. “Armitage no tiene el estilo convencional porque no es político. Él es demasiado franco y eso puede molestar a los funcionarios. Pero hasta ahora todos los cambios se han hecho para mejorar las dinámicas de la Alcaldía”, sostuvo  el concejal Fernando Tamayo.  El cabildante complementó  que el choque entre Garrido y Armitage se agudizó con la propuesta de Salvamento del MÍO.  “Se generó una expectativa muy grande  con la propuesta de salvamento  y resulta que  no es acorde a la necesidades. Metrocali es una papa caliente”, advirtió.  Tamayo añadió que este tipo de movimientos se dan por el ritmo frenético del Alcalde. “Con Armitage no hay compás de espera.   Si no hay soluciones  él busca correctivos”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad