Habitantes del sur de Cali pagarán por valorización ampliación de la Cañasgordas

Junio 13, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País 
La Avenida Cañasgordas

La Avenida Cañasgordas es uno de los sitios neurálgicos para la movilidad del sur de Cali.

Jorge Orozco / El País

Un total de $78.000 millones le costará a residentes del sur de Cali y norte de Jamundí la ampliación de la vía Cañasgordas entre el río Pance y la glorieta de Alfaguara, una obra de importancia estratégica con la que se espera mejorar la conexión entre ambos municipios.

El proyecto, que es impulsado por la Secretaría de Infraestructura del Valle del Cauca, será presentado esta semana a la Asamblea departamental para buscar la aprobación del cobro por valorización.

Le puede interesar: Declaran de alta importancia proyecto de doble calzada de la Av. Cañasgordas.

Sin embargo, como esta obra iniciaría en la actual administración y culminaría en la próxima (2020) se solicitarán vigencias futuras excepcionales para garantizar los recursos. También se busca lograr la declaratoria de bien de interés público de los terrenos que deben adquirirse.

“Estamos terminando la aprobación del Codfis para tener el certificado de impacto fiscal del proyecto y presentarlo a la Asamblea. Este proyecto iría del 2018 al 2020, siendo este último parte de un nuevo gobierno departamental por lo que debemos recurrir a las vigencias futuras para asegurar los recursos y que la obra continúe sin problemas”, aseguró el subsecretario de Infraestructura y Valorización del departamento, Luis Fernando Libreros, quien indicó que aún está por establecerse cuántos predios deben ser comprados para realizar el proyecto y cuántos contribuyentes deben pagar para la ampliación de la vía.

Esta obra contempla la transformación de la Avenida Cañasgordas, que pasaría de un carril en sentido Cali - Jamundí y otro Jamundí - Cali, a tener dos carriles en cada sentido vial; esta intervención le daría continuación a la doble calzada que tiene este corredor y que actualmente termina en la sede de Comfandi Pance. 

Le puede interesar: ¿Qué hacer con el caos vial del día sábado en Cali?

Además, se proyecta la construcción de una ciclorruta y andenes a ambos lados de la vía y sobre los seis kilómetros que comprende el tramo entre el río Pance y la glorieta de Alfaguara. Asimismo, se construirá un puente sobre el río Pance y otro sobre el río Jamundí.

“Después del río Jamundí hay una glorieta que servirá para acomodarnos al POT de ese municipio, pues esa es una zona de expansión en la que se proyecta la construcción de viviendas a futuro. La idea es que la obra siente una base para los desarrollos que tienen pensados ambos municipios”, señaló el Subsecretario de Infraestructura del Valle, quien recordó que los estudios y diseños de esta obra los realizó la Universidad del Valle durante el gobierno de Ubeimar Delgado.

Según el funcionario, el propósito es licitar el proyecto durante la vigencia actual e iniciar la construcción de esta obra de infraestructura durante los primeros meses del 2018.

Para Gabriel Gallego, presidente de la Junta de Acción Comunal de El Retiro, la ampliación de los carriles de la Avenida Cañasgordas “ayudará a darle uniformidad a la vía y a generar un par vial con la vía Panamericana. También va a contribuir a la seguridad vial, porque si bien en la Cañasgordas no hay muchos accidentes fatales, sí se presentan choques con daños en latas”.

Natalia Fernández, residente del sector de La Viga, en Pance, destacó la ampliación de la Avenida Cañasgordas porque facilitará el tránsito entre Cali y Jamundí, pero se mostró en desacuerdo con el modo de financiación de la obra.

“Se debería reconsiderar el que la obra se haga por valorización porque en este sector los impuestos no son económicos y este sería otro gravamen que cargaría demasiado los bolsillos de la gente”, aseguró Fernández.

Para la diputada Juana Eloísa Cataño es “preocupante” que el modo de financiación de la obra sea la valorización. “En Cali, por ejemplo, se ha visto que el modelo no ha funcionado. El caso de las 21 megaobras es claro, pues la gente ya pagó y buena parte de las obras siguen sin entregarse”.

Cataño añadió que “en este caso se debería hacer una consulta con la comunidad, pues con la realidad económica que atraviesa el país y la región, se estaría recargando a las personas con una obligación para la que se desconoce si están preparados”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad