Estrategias para evitar las deserciones en las universidades

Estrategias para evitar las deserciones en las universidades

Junio 26, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Leidy Tatiana Oliveros, especial para El País
Estrategias para evitar las deserciones en las universidades

La decisión de desertar, siempre es tomada a nivel personal como una especie de fracaso, porque son muchas las expectativas que tienen los estudiantes.

Becas, programas de lectoescritura y financiamiento, algunas de las iniciativas de las universidades caleñas para que los estudiantes no deserten.

Empezar una carrera y terminar con el diploma en la mano es el sueño que logran cumplir pocos jóvenes en Colombia. Según la viceministra de Educación Superior, Natalia Ariza Ramírez, “de 600.000 estudiantes que anualmente se gradúan de bachillerato, el 45 % logra ingresar a la Educación Superior y de estos, más o menos la mitad se gradúan”.

El sueño de ser profesional de algunos estudiantes se ve interrumpido por razones económicas, familiares, dificultades académicas o vocacionales, entre otras.

Según el Ministerio de Educación Nacional, en 2015 desertaron a nivel universitario el 9 % de estudiantes y a nivel técnico y tecnológico el 18%.

En comparación con otros años las cifras variaron un poco. Por ejemplo, en el 2014 la cifra de desertores a nivel nacional llegó a un 10.1 % en universitarios y a un 23. 26 % en el nivel técnico y tecnológico.

Los mayores índices de deserción están entre primer y segundo semestre. Según estadísticas de Spadies, Sistema para la Prevención de la Deserción de la Educación Superior, en 2015 en el Valle del Cauca desertaron en el primer semestre el 19.74 % de los estudiantes y en el segundo, el 28.97 %.

“El Ministerio de Educación se ha propuesto la meta de reducir las cifras de deserción porque esto es un costo no solo para el Estado y las familias sino un gran costo de oportunidad para los estudiantes, es un fenómeno que, si se quiere mejorar la calidad de Educación Superior, se tiene que contrarrestar. La meta de Plan de Desarrollo y del país es reducir en el año 2018 la tasa de deserción universitaria al 8 % y nivel de educación superior técnica y tecnológica al 15 %”, aseguró Natalia Ariza, viceministra de Educación Superior.

La deserción estudiantil, de acuerdo con la medición del Ministerio de Educación, representa los estudiantes que no registran matrículas académica financiera en una institución educativa en al menos dos periodos continuos.

Según el seguimiento que se realiza a la deserción en Colombia, la causa principal de la deserción es la falta de orientación socio- ocupacional, los estudiantes escogen mal su carrera. “Por eso esperamos desarrollar estrategias para que los jóvenes tomen una decisión informada antes de ingresar a la universidad”, dijo la viceministra Ariza.

Generalmente, los motivos de la deserción están centrados en los estudiantes y otros, en el contexto. “Uno de los factores más fuertes de deserción son los recursos económicos, otro son las dificultades académicas y aspectos vocacionales”, afirma Adriana Sánchez, de Desarrollo Humano  de la Universidad de San Buenaventura.

“Para promover la calidad de Educación Superior es esencial que las instituciones tengan una política de bienestar estudiantil la cual incluya actividades que controlen la deserción”, añade Ariza.

Por esto, el Ministerio de Educación realizó un modelo de permanencia para que las universidades puedan aplicarlo. “El año pasado tomamos una muestra de varias instituciones de Educación Superior que eran líderes en la disminución de la deserción, y a través de la experiencia que esas instituciones han desarrollado, creamos  estrategias estandarizadas para que otras instituciones que no vienen haciendo esa misma tarea, sepan cómo hacerlo”.

Se publicaron dos libros que son herramientas para que las universidades pueden consultar y  saber qué elementos pueden desarrollar para disminuir la deserción. Uno es ‘La guía técnica del modelo de gestión de permanencia y graduación estudiantil de la Educación Superior’, el cual establece los lineamientos para implementar un proyecto de permanencia y graduación integral que  ayude a las Instituciones de Educación Superior, IES, y a organismos externos, a evaluar la capacidad institucional para gestionar la permanencia en cumplimiento de los requisitos de acreditación de alta calidad. Se proporcionan herramientas para que las instituciones autoevalúen sus fortalezas y debilidades.

El otro, es ‘Estrategias para la permanencia de la Educación Superior: experiencias significativas’. Este tiene elementos orientadores para diseñar sus propios planes de mejora. También presenta experiencias representativas para promover la permanencia y graduación estudiantil.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad