Dos mil caleños son investigados por consumir agua sin pagarla

Abril 26, 2017 - 12:05 a.m. Por:
Redacción de El País 
Emcali

En algunos casos los funcionarios de Emcali deben romper andenes y vías para detectar de dónde está siendo tomada el agua de manera fraudulenta. Muchas conexiones se encuentran escondidas.

Archivo El País

Cada mes Emcali realiza 35 cortes del servicio de agua a residencias y establecimientos comerciales por tener conexiones ilegales a la red. Asimismo, investiga a 2000 caleños por defraudación del vital líquido.

Estos son algunos de los resultados presentados por el ‘Bloque de búsqueda’ de las Empresas Públicas de Cali, el cual fue creado hace un año y cuya misión es ‘cazar’ a quienes roban servicios públicos a la ciudad.

Según Emcali, la mayoría de estas conexiones irregulares se han encontrado en predios particulares de estratos 4, 5 y 6, edificios habitados o en construcción, hoteles, moteles e industrias, ubicados en diferentes sectores de la ciudad y en especial en el sector de Acopi.

“Por ejemplo, mediante este grupo de control del fraude en el último mes se lograron recuperar 25.000 metros cúbicos que estaban siendo consumidos de manera irregular en 30 predios ubicados en diferentes sectores de la ciudad”, precisó Lucierne Obonaga, jefa del Departamento Comercial de Acueducto de Emcali.

En términos prácticos, esos 25.000 metros cúbicos de agua, que eran hurtados de las redes de acueducto de Emcali, corresponden a 41 millones de botellas personales de agua.

Dicho volumen del vital líquido representaba para Emcali pérdidas por $126 millones, los cuales ya comenzaron a ser facturados.

Conexiones instaladas de manera irregular o con los sistemas de medición adulterados, son los métodos más empleados en Cali para captar indebidamente el líquido.

“Llaman la atención casos de fraude en un almacén de grandes superficies que se encuentra en el norte de Cali, la construcción de varias torres de apartamentos en el sur de la ciudad y colegios privados del distrito de Aguablanca”, manifestó una fuente de Emcali, quien agregó que no se podían dar a conocer los nombres de estos establecimientos porque se debe respetar la figura del habeas data.

Asimismo, el trabajo de campo de este ‘Bloque de búsqueda’ contra el fraude de servicios ha podido comprobar que un gran porcentaje de los predios incautados, por ser producto de actividades ilícitas y entregados en administración a particulares (ubicados en sectores de estratos cinco y seis y comerciales), obtienen el agua potable mediante conexiones ilegales a la red.

“Todas estas cifras corresponden al primer balance a las actividades adelantadas por la Gerencia de Acueducto y Alcantarillado cumpliendo instrucciones de la Gerencia General de poner en cintura a quienes, siendo suscriptores o no, defraudan a Emcali consumiendo agua potable de manera irregular”, precisó Obonaga.

Uno de los casos más recientes de corte del servicio, por fraude, se presentó el pasado fin de semana en la Carrera 46 con Calle 54 donde se estaba captando agua para lavar automóviles.

Allí fue necesario rellenar con balastro y sellar con concreto la tapa de la recámara de donde era sustraído el líquido. Igualmente los guardas de Tránsito sancionaron a conductores de seis vehículos por lavar los automotores en vía pública. Este lavadero clandestino llevaba 10 años operando.

“Deben arreglar la red de acueducto”

Para José Grimaldo, veedor de servicios públicos de Cali, los grandes desperdicios de agua en la ciudad no obedecen a las captaciones ilegales sino al mal estado de la red de acueducto. “Emcali cree que cambiando los medidores -contadores- de los usuarios se va a recuperar el agua que se está perdiendo”, precisó.

Según Grimaldo, clara prueba de ello fue lo denunciado en el Canal Avenida Ciudad de Cali, en la Calle 73 con Carrera 26C. “Allí detectamos dos alcantarillas botando agua potable. Era agua que provenía de un tubo de cuatro pulgadas y que caía a este canal. Esa denuncia la realizamos hace cuatro años y a los 10 meses que se rompió la alcantarilla se pudo evidenciar esto”, manifestó.

Agregó que esta situación no ha sido remediada. “Calculamos que por este daño Emcali pierde cada diez meses cerca de $570 millones. Las pérdidas no están en lo usuarios sino en otro lado, en la redes viejas que están en las calles. Tenemos 1370 kilómetros de tuberías y de ellos 800 son de asbesto y están en regular estado”, precisó Grimaldo, quien reiteró que hay que recuperar el agua arreglando las redes de acueducto.

Las sanciones

Según explicó Emcali, los usuarios que no concilien con la empresa de servicios públicos y no se regularicen, sus procesos pasan a la justicia ordinaria por el delito de defraudación. Actualmente en Cali hay 200 procesos penales abiertos.

Los que sí llegan a una regularización se les cobra cinco meses de consumo, además de seguir cancelando mes a mes.

Emcali manifestó que en algunos casos la captación irregular del agua se da por el aumento que se hace del diámetro de las tuberías. Por eso se requiere que los usuarios acojan las normas de construcción de Emcali solicitando autorizaciones para realizar estas modificaciones tanto para las acometidas provisionales en las obras como para la clausura de redes en predios demolidos”, explicó un vocero.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad