46% de los empleados de Emcali tiene más de 50 años, ¿es hora de rejuvenecer la empresa?

46% de los empleados de Emcali tiene más de 50 años, ¿es hora de rejuvenecer la empresa?

Septiembre 24, 2017 - 07:55 a.m. Por:
Alda Livey Mera Cobo / Reportera de El País 
Emcali

No todos los trabajadores de Emcali están en capacidad de realizar trabajos en altura o en profundidad bajo tierra, por falta de condiciones físicas o de salud para ello. De ahí que se plantea un relevo generacional en el plan estratégico de la empresa.

Especial para El País

Contar con una planta laboral que permita generar mayor eficiencia para prestar mejores servicios en las tres unidades de negocio y poder crecer en el mercado y en número de clientes, es la nueva apuesta de las Empresas Municipales de Cali, Emcali.

“Si tenemos un buen servicio en calidad y cantidad, una buena capacidad de respuesta para reparar rápido los daños y/o evitar los cortes de agua o energía, podemos crecer, y eso se logra si contamos con un recurso humano eficiente”, argumenta el gerente general de Emcali, Gustavo Jaramillo.

Para cumplir esta meta, una de las estrategias de la junta directiva es lograr una renovación generacional, considerando que de los 2323 trabajadores oficiales de la empresa, el 46 % de ellos tiene más de 50 años de edad. Y 134 de ellos, superan la barrera de los 60 años.

O sea, unos 1000 trabajadores operativos, que deberían estar en las calles haciendo instalaciones, reparaciones, mantenimiento, no pueden desarrollar la actividad para la que fueron contratados porque sus condiciones físicas de edad o de salud, no se los permiten.

La mayoría de ellos tienen restricciones por afectaciones en un hombro, cadera, rodilla u otro tipo, por lo cual no se pueden subir a un poste a hacer trabajo en altura o bajar a un hueco de tres metros de profundidad para instalar un tubo de alcantarillado, por ejemplo.

Emcali logró reducir el número de empleados con restricciones de salud. En 2016, eran 214 con excusas médicas, pero al ser evaluados por la EPS se redujo a 131. Por ejemplo, había casos de personas que tenían una limitación de rodilla, pero ejecutan su labor sentados.

Jaramillo explica que la planta laboral operativa está en un 33 %, cuando debería estar en un 70 u 80 % para cumplir todas sus actividades.
“Tenemos un déficit en personal operativo muy grande, por lo que planteamos el plan de retiro voluntario, paralelo a la incorporación de personal nuevo, con unas condiciones convencionales diferentes a las actuales, que le dé fuerza laboral a la empresa y a su vez, ésta pueda exigirle eficiencia y rendimiento”, dijo el ejecutivo.

Los beneficios convencionales

Además, unos 200 trabajadores oficiales que estarían en condiciones legales de jubilarse siguen vinculados a la empresa porque reciben altos beneficios pactados en convenciones de trabajo.

Adicionales a las dos primas de ley que cualquier trabajador colombiano recibe, un trabajador oficial de Emcali tiene cuatro primas extralegales: una de antigüedad, otra de Navidad, la de mayo y una cuarta de vacaciones. Condiciones que no tiene ninguna otra empresa del sector público en el país.

“Esto equivale a que un trabajador oficial de Emcali, cuyo salario base mensual es $4.800.000, al fin de año recibe casi $50 millones”, dice Jaramillo.

Lea también: Emcali es inviable por los exagerados beneficios a sus empleados: Armitage

El funcionario advierte que por ello no resulta atractivo pensionarse voluntariamente, porque quedándose, así sea ‘calentando’ silla, recibe más retribución económica que si se va. Por ejemplo, la prima de antigüedad estimula a quedarse, porque entre más años lleve, más gana por ese beneficio. “La empresa paga $150.000 millones al año solo en beneficios convencionales”, indica.

De ahí que Emcali evalúa realizar un plan de retiro voluntario –que aún no ha sido presentado ni socializado con los trabajadores– que les permita renovar su planta de personal por trabajadores que estén en óptimas condiciones físicas y de salud para cumplir la actividad misional primordial de la empresa que es técnica operativa en vías o a campo abierto.

Incluso, ha recibido más de 50 solicitudes de trabajadores de Emcali que manifiestan su interés en retirarse.

Jorge Iván Vélez, presidente del Sindicato de Trabajadores de Emcali, Sitraemcali, se mostró en desacuerdo con los retiros voluntarios compensados, porque, dice, van en detrimento de la empresa y golpean al trabajador y a sus familias que engrosarían la fila de desempleados del país.

Reconoce Vélez que al trabajar en labores operativas de gran envergadura, como en redes aéreas o en limpieza de canales de aguas lluvias o residuales, se pueden presentar quebrantos de salud. “Que se les hagan las evaluaciones de salud, higiene y seguridad laboral y los reubiquen en cargos donde se puedan desempeñar y ser productivos, tal como lo estipula la ley, por ejemplo, en mantenimiento preventivo”, sostiene.

A esto Jaramillo dijo que el objetivo es generar eficiencia y “para nosotros es muy valiosa la experiencia y el conocimiento adquirido del 59 % de los trabajadores oficiales que tienen más de 20 años de antigüedad en la empresa, mientras puedan transmitir conocimiento, seguirán apoyando a la gente nueva que ingrese, pero es claro que las labores operativas y capacidad de respuesta en la calle y de servicio al cliente, sí deben ser atendidas por gente que tenga la capacidad física de hacerlo”.

Vélez admitió que los retiros por edad son distintos a aquellos por salud y estuvo de acuerdo en que las personas que ya cumplieron su edad y los requisitos de ley para jubilarse, la empresa debe procurar pensionarlos. “La ley es muy clara y estipula que el patrón, en este caso, la empresa, tiene la facultad para solicitar a la firma de pensiones que los jubile”, afirma.

José Roosevelt Lugo, presidente de la Unión Sindical de Emcali, USE, admite que sí hay necesidad de hacer un relevo generacional, porque hay un envejecimiento no solo de la planta laboral de Emcali, sino de todo el sector público.

Lugo atribuye esta situación “al exceso de tercerización en todos los procesos misionales que tienen comprometidas las finanzas de la empresa, que factura $1,4 billones en contratos, cuando sus ingresos son de $1,7 billones; es decir, los contratistas se llevan el 70 % de los recursos de la empresa”.

Le puede interesar: Debate: ¿qué hacer con el negocio de Telecomunicaciones de Emcali?

“Si comparamos esos $150.000 millones que vale la convención de trabajo, explica Lugo, con el $1,4 billones de los contratistas, vemos que no equivalemos ni siquiera al 10 % del peso real y para ello, se necesita sacar mucha tercerización y contratos inoficiosos. Con esa plata podían contratar hasta 1000 trabajadores más y eso nos da permanencia en los trabajos”.

“De 3500 o 4000 trabajadores, fuimos reducidos a 2323, y como no convocaron a concurso, no hubo relevo generacional, y así el remedio fue peor que la enfermedad”, puntualizó Lugo.

Vélez, a su turno, considera que lo que necesita Emcali es cumplir con la planta óptima de cargos, de acuerdo con los estándares internacionales para usuarios de servicios públicos domiciliarios, ya que no hay todos los trabajadores que necesitan las tres unidades de negocio (Energía, Acueducto y alcantarillado y Telecomunicaciones). “En 2004 se hizo un retiro voluntario y jubilaciones anticipadas, lo que mermó la planta óptima de cargos y no se reemplazó de manera seria y oportuna, lo que permitió avanzar hacia la tercerización y la flexibilización laboral en las actividades misionales de la empresa”, señaló.

Y con el plan de retiro voluntario de 1998-1999, añadió el Presidente de Sintraemcali, se modificó la convención colectiva, pero desde 2004 ingresaron 800 nuevos trabajadores, más administrativos que operativos, “cuando se necesitan son estos últimos para dinamizar la prestación de servicios a los usuarios”.

Lugo precisó ejemplos como 80 personas que ingresaron como asesores y más de 50 como coordinadores, pero solo 32 trabajadores oficiales. O que la Gerencia de Energía tiene 320 trabajadores operativos, pero los administrativos pueden ser 700.

Para ambos sindicalistas, la nómina de más de 2600 contratistas resulta costosa. “Son más onerosos esos contratos perpetuados (unos llevan hasta 21 años) que afectan la situación laboral de un trabajador y el que gana es el dueño del contrato, no el trabajador”, afirmó Vélez.

“No somos costosos si nos comparan con trabajadores del sector, lo que hace costoso son esos grandes contratos que se convierten en nóminas paralelas”, reiteró Vélez.

A estas reclamaciones, Jaramillo afirmó que justamente se tiene que contratar con terceros, porque la planta de personal operativa tiene restricciones de salud para realizar las labores técnicas y operativas. Y sobre malas decisiones administrativas que causan desgreño en las arcas de la empresa, ratificó que el saneamiento es integral y está haciendo las dos tareas: “así como buscamos eficiencia de la fuerza laboral, también hay que sanear las malas decisiones en contratación, ajustar procedimientos internos, luchar contra la corrupción al interior de la empresa”.

El Gerente de Emcali sostiene que “el Gobierno Nacional tuvo la oportunidad de oro de organizar la empresa, durante la intervención realizada entre el año 2000 a 2013, pero por el contrario, se crearon 13 sindicatos, adicionales a los dos ya existentes”.

La nómina de Emcali

Emcali tiene 9 gerencias y tres unidades de negocio: Energía, Acueducto y alcantarillado y Telecomunicaciones, y seis unidades de apoyo corporativo, 117 empleados públicos, 80 de ellos sindicalizados.

2323 trabajadores oficiales, 1355 de ellos, mayores de 50 años (46 %).
780 (33 %) de ellos, son operativos, es decir, hacen trabajo de campo.
1377 (59 %) trabajadores tienen más de 20 años de antigüedad.

Los contratistas por contratos externos son 2600 personas jurídicas y por prestación de servicios internos hay 567.

Emcali tiene 16 sindicatos, 9 de ellos de trabajadores oficiales, 13 creados después de 2007, durante la intervención del Gobierno Nacional. Los mayoritarios son SintraEmcali, que agrupa a 1300 trabajadores, y Unión Sindical de Emcali USE, con 1100, a los que el alcalde Maurice Armitage les dio participación en la junta directiva, con Sergio Zamora y Gloria Lucía Cifuentes, respectivamente.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad