¿Por qué no podan las zonas verdes de la recta Cali - Palmira?

¿Por qué no podan las zonas verdes de la recta Cali - Palmira?

Diciembre 06, 2018 - 11:50 p.m. Por:
 Redacción de El País
¿Por qué no podan las zonas verdes de la recta Cali - Palmira?

El césped, en algunos casos, supera a los transeúntes. Por temor a ser asaltados por quienes se esconden entre el pasto, los deportistas dejaron de utilizar la ciclorruta.

Ángela Zuñiga / El País

Inquietos se encuentran deportistas, conductores y comerciantes que a diario transitan por la recta Cali - Palmira por la falta de mantenimiento que tienen las zonas verdes de ese corredor departamental por el se movilizan más de 100.000 vehículos todos los días.

A la fecha, tanto el separador vial como los costados de la vía están poblados de una maleza que supera los 2 metros de altura y por la que, aseguran residentes de veredas aledañas a la vía, ya se han registrado algunos actos de inseguridad en la zona en los últimos quince días.


Víctor Cortez, trabajador de una fábrica situada en el sector de La Dolores, indicó que el prado en la zona ha estado creciendo sin cesar durante los últimos dos meses pero que las lluvias de los días recientes han intensificado el proceso.

“Esta es una vía importante del departamento, es la entrada a Cali desde el Aeropuerto y parece una selva. Nadie le para bolas a esto y es inaceptable que con tanta plata que reciben en los peajes no le inviertan al menos a mantener la estética en la vía, porque el pasto casi supera la altura de las matas de caña de azúcar”, dijo Cortez.

Lea también: Luz verde a construcción de puentes vehiculares en la salida a Jamundí, conozca los detalles

Otra de las necesidades sentidas de los usuarios de la vía es la iluminación. De acuerdo con la Agencia Nacional de Infraes- tructura, ANI, la nueva concesión se deberá encargar de instalar el alumbrado público en este corredor.

Y añadió: “Uno siempre se baja o espera el bus con temor porque no se sabe qué o quién pueda salir del matorral a atracarlo. El Gobierno siempre tiene que esperar a que se dé una calamidad para tomar acción y uno no sabe si es que están esperando que pase algo grave para que poden el pasto”.

De hecho, en los casos de inseguridad se han incrementado en los últimos quince días en esa vía, según aseguró Arturo Cabrera, un vendedor de mobiliario de la vereda La Unión.

“Como el pasto está tan alto hay mucho ladrón que se esconde y sale temprano en la mañana o al atardecer a robar a la gente que va a pie o en bicicleta. En las últimas dos semanas se han robado cinco bicicletas y como cuatro billeteras y celulares”, aseguró el vendedor del sector conocido como ‘Las Bancas’, quien señaló que el objetivo predilecto de los cacos son las mujeres que hacen deporte en la ciclorruta que se sitúa a un lado de la vía.

¿Por qué no podan las zonas verdes de la recta Cali - Palmira?

En el sector de La Dolores el pasto supera los 2 metros de altura, lo que en ocasiones impide divisar vehículos y ciclistas que usan la vía.

Ángela Zuñiga / El País

Las podas, antes que termine el año

El cuidado y mantenimiento de este corredor estuvo a cargo de la Unión Temporal Desarrollo Vial del Valle del Cauca y Cauca desde 1999 hasta el pasado mes de octubre, cuando culminó la concesión de la malla vial del departamento.

Desde el 1 de noviembre de este año, tanto el recaudo como el mantenimiento de las vías se encuentra en manos del Instituto Nacional de Vías, Invías, que tendrá a su cargo estas funciones hasta después del primer semestre del 2019, cuando se adjudique la nueva concesión de la malla vial.

¿Por qué no podan las zonas verdes de la recta Cali - Palmira?

La maleza, en inmediaciones del peaje Estambul, acapara buena parte de la berma de la vía. El corte se daría durante este mes.

Ángela Zuñiga / El País

En ese sentido, el director del Invías en el Valle del Cauca, Édgar Quintero, indicó que es consciente de la falta de poda que tiene el pasto sobre este corredor y reconoció que es perentoria una intervención en la zona, así como en otros corredores, como en la vía Cerrito - Rozo, donde hay una situación similar.

“Estamos en una etapa de transición que, como cualquier otra, trae dificultades y algunos atrasos. Desde Bogotá se está tramitando la contratación de las cooperativas asociadas de trabajo que deben realizar esa labor; estamos trabajando para que inicien esas labores de mantenimiento rutinario se puedan realizar antes que se termine el año”, aseguró Quintero, quien remarcó que la poda del césped en las vías que estaban en manos de la unión temporal saliente rondarían los $3000 millones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad