El pais
SUSCRÍBETE

Inicio

Salud

Artículo

Canas: estas son las vitaminas que debe consumir para evitarlas
La insuficiencia de melanina se da porque el cuerpo con los años pierde la capacidad de producirla | Foto: Getty Images

Salud

El factor que acelera el nacimiento de las canas en mujeres

Los hábitos de vida saludable pueden evitar que estos signos de la edad se presenten con frecuencia.

15 de agosto de 2023 Por: Redacción El País

A lo largo de la historia las canas han sido consideradas un signo inequívoco del envejecimiento. A medida que los años avanzan, la aparición de mechones plateados en el cabello ha llevado a muchas personas a recurrir a una variedad de métodos para eliminarlas. Sin embargo, detrás de esta búsqueda de la juventud perpetua se encuentra un proceso biológico que merece ser explorado.

Aunque el envejecimiento es un proceso natural e inevitable, la sociedad moderna valora la juventud y la belleza, lo que contribuye a la presión para evitar los signos visibles de envejecimiento, como las canas. Además, la autoestima y autoconfianza a menudo están vinculadas a la apariencia, lo que puede aumentar el deseo de ocultar cualquier cambio que pueda asociarse con el paso del tiempo.

La aparición de las canas incomoda a muchas personas, pero con un buen tratamiento de coloración estas se pueden disimular. Foto GettyImages.
La aparición de las canas incomoda a muchas personas. | Foto: Foto Gettyimages

La aparición de canas es el resultado de un proceso complejo en el folículo piloso, donde se produce el cabello. El pigmento responsable de dar color al cabello se llama melanina y a medida que se envejece, los melanocitos, las células que producen melanina, comienzan a disminuir su actividad, lo que afecta la producción de melanina y tener como resultado un color gris o blanco en el cabello. En esencia, las canas son simplemente cabello sin pigmento.

Además del proceso natural de envejecimiento, existen otros factores que pueden contribuir a la aparición prematura de canas como la genética y ciertas condiciones médicas. Si los padres o abuelos tuvieron canas tempranas, es más probable que los hijos también puedan desarrollarlas.

Sin embargo, hay un factor fundamental a tener en cuenta para el origen de esta coloración del cabello y es el estrés crónico. Algunos estudios han sugerido que la exposición constante a situaciones que generan furia, frustración o nerviosismo también tienen algo que ver en la aparición de un signo que tal vez no siempre se relaciona con la edad.

El vínculo entre el estrés crónico y la aparición prematura de canas en las mujeres es un fenómeno intrigante que involucra una interacción compleja entre el sistema nervioso, el sistema endocrino y la salud capilar.

Canas
La aparición de canas también está relacionada con algunos factores que implican los hábitos de vida. | Foto: Getty Images/iStockphoto

El estrés crónico puede aumentar la producción de radicales libres en el cuerpo, que son moléculas inestables que pueden dañar las células y los tejidos. Este daño oxidativo puede afectar negativamente las células madre que se encuentran en los folículos pilosos, donde se produce el cabello. Si estas células madre se dañan, la producción de melanina puede verse afectada, lo que conduce a la formación de canas.

También el estrés crónico puede interrumpir el ciclo normal de crecimiento del cabello, que consta de tres fases: anágena (crecimiento), catágena (transición) y telógena (reposo). El estrés puede acelerar la entrada del cabello en la fase telógena, lo que resulta en la pérdida de cabello y en la aparición de canas a medida que los nuevos cabellos crecen sin suficiente pigmentación.

En cuanto a la influencias del sistema nervioso y hormonal hay que decir que el estrés puede activar el sistema nervioso simpático, lo que desencadena la liberación de hormonas como la adrenalina y el cortisol. Estas sustancias pueden afectar la función de los melanocitos en los folículos pilosos y suprimir la producción de melanina. Además, el estrés puede alterar el equilibrio hormonal en el cuerpo, lo que también puede influir en la producción de esta sustancia.

Por estas razones resulta útil aprender a gestionar el estrés que conlleva el ritmo cotidiano. Para ello se pueden llevar a cabo técnicas de relajación como la meditación, la respiración profunda, el yoga o el tai chi. Estas prácticas pueden ayudar a reducir la liberación de hormonas del estrés y promover una sensación de calma.

Así puede combatir el estrés de forma natural.
El estrés crónico puede derivar en la aparición prematura de canas en las mujeres | Foto: Getty Images

Hablar sobre las preocupaciones y emociones con amigos, familiares o un profesional de la salud mental puede ayudar a manejar el estrés de manera más efectiva. A veces, compartir los sentimientos puede aliviar la carga emocional y reducir los efectos físicos del estrés.

De igual manera, una dieta equilibrada rica en nutrientes esenciales como vitaminas, minerales y antioxidantes puede promover la salud del cabello. Se deben incluir alimentos como frutas, verduras, proteínas magras y grasas saludables, beber suficiente agua y limitar el consumo de cafeína y alcohol.

AHORA EN Salud