Cuide sus oídos durante las vacaciones: consultas médicas suben un 25%

Cuide sus oídos durante las vacaciones: consultas médicas suben un 25%

Agosto 02, 2019 - 02:35 p.m. Por:
Redacción de El País
Uso de audífonos sin control dispara problemas de audición en los niños

El uso excesivo de las nuevas tecnologías ha causado problemas auditivos en los niños

Foto: Archivo El País

Las nuevas tecnologías, dispositivos electrónicos con auriculares, los teléfonos celulares, y el tiempo de exposición a estas fuentes, hacen parte de los factores que amenazan la salud auditiva, sobre todo de los niños y jóvenes que permanecen por mucho tiempo conectados a ellas.

Por eso, en esta temporada de vacaciones sufren los oídos, porque la exposición de niños y adolescentes, especialmente, a fuentes de ruido excesivo es mayor y la consulta médica se incrementa un 25%.

En la actualidad los niños y los adolescentes consultan más por problemas auditivos ocasionados por exposición al ruido.

Ellos permanecen más tiempo conectados a sus dispositivos electrónicos sin control de tiempo ni del nivel del volumen, lo que en consecuencia va a afectar sus oídos, que por ser delicados, necesitan más cuidado”, comenta la audióloga y directora de Proaudio, Ángela María López.

Según los especialistas nos estamos quedando sordos a más temprana edad, pues al tiempo de conexión a dispositivos electrónicos a altos volúmenes se le añade el ruido de las en las ciudades (tráfico, pitos de los carros, altoparlantes de almacenes promocionando productos, etc), los sitios de trabajo (ruido de máquinas) y las tecnologías en auge.

Para evitar el trauma acústico, en el caso de auriculares o reproductores, el oyente debe calibrar los sonidos a un máximo de 30-40 decibeles, es decir con una intensidad suficiente para ser oído y no tan potente que lo oigan los vecinos.

La doctora Ángela María López explica que al oír por espacio de una hora, se debe descansar media hora; con esto las células ciliadas del oído interno descansan, se reponen y no se deterioran tan rápido. La sordera por ruido se denomina trauma acústico y es frecuente en personas que trabajan en talleres, fábricas y lugares con mucha polución de ruido y sin una protección adecuada.

Desde antes de nacer estamos percibiendo auditivamente el mundo que nos rodea. El sentido de la audición es tan importante que nos da la posibilidad de aprender, desarrollar e interiorizar el lenguaje oral de manera natural. La audición es fundamental para el desarrollo adecuado del ser humano.

“El oído es indispensable para el desarrollo, tanto del habla o capacidad de emitir sonidos, como del lenguaje o habilidad de comprender y utilizar estos sonidos”, señala la directora de Proaudio.

En Colombia se estima que aproximadamente cinco millones de personas presentan problemas auditivos, que equivale al 11% de la población, aunque la proporción aumenta a 14% en la población activa, entre los 25 y los 50 años.

La pérdida de audición puede deberse a causas genéticas, complicaciones en el parto, algunas enfermedades infecciosas, infecciones crónicas del oído, el empleo de determinados fármacos, la exposición al ruido excesivo y el envejecimiento.

Sin embargo, la gran preocupación es que el 60% de los casos de pérdida de audición en niños se deben a causas prevenibles. 1100 millones de jóvenes (entre 12 y 35 años de edad) están en riesgo de padecer pérdida de audición por su exposición al ruido en contextos recreativos, con el auge de las nuevas tecnologías y su uso no adecuado.

Se estima que los casos de pérdida de audición sin atención médica, representan un costo mundial anual de US$750 000 millones de dólares.

“El problema puede mejorar gracias al autocuidado, a la consulta y detección temprana, a la utilización de audífonos, implantes cocleares y otros dispositivos de ayuda, así como el aprendizaje del lenguaje de signos y otras medidas de apoyo educativo y social”, indica la doctora López.

Mientras la cifras continúan en aumento y las consultas son cada vez más frecuentes y a más temprana edad, la aparición de dispositivos tecnológicas o reproductores de sonido sin control y sin una educación básica sobre su uso, siguen aumentando la aparición de problemas de sordera, tinutus y traumas acústicos cada vez más severos.

“La población joven está abusando del uso de los aparatos electrónicos, el contacto permanente con juegos, música, asiduidad con sitios y eventos ruidosos, conciertos, en donde el ruido va más allá de los 90 a 100 decibeles. Las vacaciones incentivan todas estas fuentes nocivas para la salud auditiva”, dice la doctora López.

Según la audióloga existe una gran responsabilidad en los adultos y los padres en la prevención de los problemas auditivos de los menores. Ante síntomas como dificultad para escuchar, falta de atención, hábito de escuchar música o la televisión a volumen alto, es necesario alertar y consultar al médico para prevenir y detectar problemas en la audición de manera temprana.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad