¿Cuáles son las cartas que están en juego para los líderes de Farc?, hablan expertos en paz

¿Cuáles son las cartas que están en juego para los líderes de Farc?, hablan expertos en paz

Junio 02, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Colprensa
Jesús Santrinch

En su intervención ante los medios ‘Jesús Santrich’, dedicó gran parte de su discurso a validar las razones por las que Iván Márquez se ha apartado de la implementación de los Acuerdos de Paz.

Colprensa

La aparición de 'Jesús Santrich' en el balcón de la sede política del partido Fuerza Alternativa del Común (Farc), defendiendo lo pactado en La Habana luego de haber sido liberado por orden de la Corte Suprema de Justicia, parece ratificar esa división que habría al interior de la colectividad.

La fractura se empezó a evidenciar desde el cruce de cartas entre dos de sus más representativos miembros: Iván Márquez y Rodrigo Londoño.

En su intervención ante los medios de comunicación, Zeuxis Pausias Hernández, como es el verdadero nombre de ‘Jesús Santrich’, dedicó gran parte de su discurso a validar las razones por las que Márquez se había apartado de la implementación de los Acuerdos.

Actitud que contradice, en parte, la carta que dirigió Londoño a la opinión pública, en la que se distanciaba de quienes se han alejado del proceso de implementación, como es el caso de Márquez, quien fungió como jefe negociador de la guerrilla en La Habana.

Sin embargo, estos amagos de división solo serían diferencias de opinión frente a la forma cómo se estarían tomando las decisiones en la coyuntura, las cuales no serían nuevas dentro de la colectividad, sino que se presentaban desde antes de que se convirtieran en partido político.

Lea además: El incierto panorama de la Farc que dejó en evidencia la carta de 'Timochenko'

En ese sentido, el experto en paz Vicente Torrijos señala que este grupo siempre ha tenido la misma idea de unidad revolucionaria, que se ha visto marcada por años en una línea que tiene una inclinación más política y otra que es mucho más partidaria de que para llegar a sus objetivos, se debe combinar con un brazo armado que también ejerza presión.

Para el experto, Londoño representaría la primera línea, con la idea de una lucha política en la que solo implique mover fichas para poder conseguir los propósitos del partido, mientras que Márquez representaría la segunda.

Por eso, Torrijos interpreta que cuando el exjefe negociador hablaba de que fue un error dejar las armas, hacía referencia a que sigue siendo necesario defender con estas los ideales, debido a los constantes incumplimientos por parte del Estado.

En ese punto, y según el experto en paz, ‘Santrich’ entiende que debe mantenerse en la legalidad, pero que Márquez, cuyo nombre de pila es Luciano Marín Arango, también tiene razón y por eso su grito “¡Viva Iván Márquez!”, al final de su declaración frente a la opinión pública.

Sin embargo, allí entra otro actor al debate. Se trata de Julián Gallo Cubillos, conocido como Carlos Antonio Lozada, quien sería la persona que está más cerca de la forma de pensar de ‘Timochenko’, como se le conoce a Londoño.

El pronunciamiento de ‘Lozada’, antes de entrar al encuentro tras la liberación de ‘Santrich’, fue más enfocado a la defensa de la legalidad del Acuerdo de Paz, donde dijo que la libertad de su compañero debía servir de ejemplo para quienes actualmente se mantienen en la implementación, argumentando que existen garantías para ellos desde las instituciones del Estado.

Efectos de la transición

El investigador en temas relacionados con paz, Andrés Macías, se muestra en la misma línea de Torrijos, al calificar estos hechos como simples diferencias de opinión frente a lo que está sucediendo y agrega, que aunque esto es normal en todos los partidos, en la Farc se ve un poco más marcado, porque vienen de un proceso difícil por la transición de las armas a la política.

Para Macías, este tipo de distanciamientos que se han hecho evidentes en la opinión pública podrían afectar de manera negativa a las bases guerrilleras que están en los territorios. No obstante, agrega que el mensaje de ‘Timochenko’, quien hasta el momento tiene el mandato del partido, prevalece ante ellos. De ahí que la mayoría se mantenga en la implementación y respeten la decisión de estar en la legalidad.

El investigador señala que lo sucedido con ‘Santrich’, es una voz de aliento para quienes tenían dudas del proceso, porque se demuestra que las instituciones están funcionando, pese a las duras posturas de gran parte de la sociedad civil y de los opositores al proceso.

Desde su lectura, Zeuxis Pausias Hernández, actualmente, representa la idea de revolución, pero no con las armas, aunque considera válido que muchos de sus compañeros, como Márquez, no se presenten ante la JEP.

Jaime Zuluaga, analista de conflicto armado y paz, coincidió con Torrijos y Macías, y añade que, en efecto, las distintas posiciones al interior de la Farc vienen desde que eran actores del conflicto armado. También indica que la posición de Márquez recae sobre las dudas que lo aquejaban en el marco del proceso de paz, pero que se intensificaron con los incumplimientos del Gobierno a lo pactado en La Habana.

Zuluaga hace énfasis en que la división no es orgánica, porque Márquez formalmente aún pertenece al partido, más allá de cualquier diferencia, las cuales -advierte-, se podrían ahondar si sucede lo que se ha venido rumorando alrededor de Márquez, en el sentido de que podría enfrentar el mismo proceso que ‘Santrich’ y ser pedido en extradición por los Estados Unidos.

Sin embargo, el analista agrega que son los factores externos los que están generando esas opiniones divididas al interior del partido Farc, así como la debilidad a nivel político que tiene esta colectividad que nació en agosto de 2017.

“Timochenko busca mantener unidas a las Farc, defender el proceso de paz, pese a los incumplimientos por parte del Gobierno, pero quiere evitar una precipitada ruptura que se pueda entender como un rompimiento a la paz. Está evitando la desmoralización de las bases que están en los territorios. Quiere evitar que haya factores políticos exógenos que contribuyan a fortalecer las disidencias”, agrega Zuluaga.
Sin embargo, la puja por las diversas opiniones al interior de las Farc parece que van a continuar, por lo menos, hasta que se realice la próxima cumbre del partido, en la que usualmente se debaten los temas más cruciales para la colectividad.

De acuerdo con Zuluaga, una de las probabilidades es que en este Congreso, que sería a finales de este año, se haga una división orgánica de estas dos partes que están en disputa ideológica, aunque tampoco se descarta que lleguen a consensos para mantener la unidad del partido.

Hace lo que le corresponde

Con relación a ‘Santrich’, el analista Jaime Zuluaga señala que le guste o no a gran parte de la opinión pública, el exjefe guerrillero está jugando el papel que le corresponde dentro del partido, que consiste en defenderse de las acusaciones que pesan sobre él alrededor del delito de narcotráfico, y en especial de ser extraditado a los Estados Unidos.

Sería por esta razón que a nivel estratégico también le conviene apoyar lo que ha venido diciendo Márquez, en el sentido de que hay incumplimientos y que les quieren hacer un montaje para poner trabas a la implementación.

De hecho, en la carta de reaparición de Iván Márquez, este manifiesta que desde la embajada de los Estados Unidos en Bogotá se están entrometiendo en la paz y agrega que la paz es un asunto que debe debatirse a nivel interno, sin la intervención de externos. Punto de vista que también fue apoyado por ‘Santrich’ en su primera intervención pública cuando manifestó: ¡Abajo el sometimiento de los ‘yankees’!

Lea además: El incierto panorama de la Farc que dejó en evidencia la carta de 'Timochenko'

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad