Tecnología y política

Tecnología y política

Mayo 23, 2019 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

La situación actual de Huawei no es consecuencia sólo de la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

Las restricciones que impuso el presidente Donald Trump a la marca incluyeron también el argumento de salvaguardar la seguridad de su país, el gobierno chino aclaró que esa compañía no tiene propósitos distintos al desarrollo de la comunicación y los servicios digitales.

Sin embargo, ya se conocen decisiones de los gobiernos de Europa de prohibir el uso de los celulares y los servicios desarrollados por Huawei, el más avanzado en la tecnología 5G y líder en el mercado europeo.

Y empresas que le proporcionaban insumos, como Google, Intel y Panasonic han anunciado que suspenderán cualquier vínculo con la que es la segunda empresa en el mercado de celulares del planeta.

Así, el conflicto ya no es sólo de carácter comercial o de desequilibrios en los mercados producto de las ventajas competitivas o de las decisiones proteccionistas.

A partir de ahora, la tecnología se mezcla con las determinaciones políticas, lo cual afectará a los consumidores de productos como los teléfonos portátiles, expuestos al espionaje y a su intervención para ser usados en la política internacional sin que sus propietarios se den cuenta.

Huawei puede acceder a contenido sensible a través de sus dispositivos. Esto representa un riesgo que se suma a las dudas ocasionadas por la utilización que Facebook ha hecho de los datos de sus usuarios con propósitos electorales.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas