Rechazo a la violencia

Rechazo a la violencia

Febrero 08, 2019 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

Las barras están para apoyar a sus equipos, animarlos en los momentos difíciles o para reclamar que cambien las tácticas cuando no juegan bien.

Pero ahora amenazan, agreden y se dedican al vandalismo cuando algo no les gusta, como sucedió está semana contra el Deportivo Cali.

Hasta la sede del equipo llegaron malandrines que escribieron en su fachada amenazas de muerte contra su presidente, intimidaron a miembros de la Junta Directiva y atacaron las instalaciones.

No es la primera vez que hechos como estos suceden en la ciudad.

Son varios los episodios en los que esos mal llamados aficionados la emprenden contra directivos, técnicos y jugadores, e incluso contra otros hinchas o contra aquello que encuentren a su paso.

A esos delincuentes hay que preguntarles si lo que quieren es acabar con el equipo al cual dicen querer.

En el fútbol se puede ganar o perder, pero como deporte debe ser ante todo representación de la civilización.

Lo sucedido en el Deportivo Cali no puede quedar así; hay que encontrar a quienes lanzaron las amenazas y vandalizaron la sede del equipo caleño, y hacer que respondan ante la Justicia.

El fútbol es un espacio para el encuentro y la sana diversión, por más pasiones que despierte.

Por ello hay que rechazar a quienes lo convierten en una excusa para generar violencia e incitar al odio.

VER COMENTARIOS
Columnistas