La ambición de Trump

Escuchar este artículo

La ambición de Trump

Agosto 21, 2019 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

Al presidente Donald Trump le pareció que comprar a Groenlandia era “un gran negocio inmobiliario”.

Así, como si fuera una transacción de lo más normal en pleno Siglo XXI, o como si se tratara de otra operación comercial de alguna de sus empresas particulares, se lo propuso a la Primera Ministra de Dinamarca.

Y no, no era broma como pensó en principio su colega danesa, quien le respondió como debía: que ni Groenlandia estaba en venta ni su país podía disponer de un territorio autónomo que sólo les pertenecía a los 57.000 groenlandeses que lo habitan.

La ambición de Trump incluso puede entenderse: la mayor isla del Planeta, que abarca las dos terceras partes del Polo Norte, tiene una ubicación estratégica para la defensa de Estados Unidos.
Además cuenta con una riqueza natural única e inexplotada en hidrocarburos, diamantes y uranio, a la vez que posee las reservas de agua más grandes y puras del mundo.

Pero que un país proponga comprar otro es un despropósito, y con razón los daneses han protestado, así como los groenlandeses que sienten la propuesta del Presidente norteamericano como un insulto.

Lo más grave es que como le dijeron que no, Donald Trump canceló la visita de la próxima semana a Dinamarca, con su decisión ha puesto en la cuerda floja la relación con un país aliado y puede generar un conflicto internacional sin sentido.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS