En cuidados intensivos

En cuidados intensivos

Febrero 22, 2019 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

Pese a las múltiples promesas y compromisos para hacer del Luis Ablanque de La Plata el hospital que necesitan los habitantes de Buenaventura, la entidad se encuentra en riesgo de ser nuevamente liquidada.

Sería la segunda vez que el único hospital público del Puerto es intervenido y quinientos mil usuarios se quedarían sin el servicio esencial a la salud.

Es una situación que no tendría por qué ocurrir cuando la Nación y el Departamento han cumplido con sus compromisos y le han entregado al centro médico $30.000 millones en los años recientes para su restablecimiento y funcionamiento.

Pero, como ha sucedido por décadas en esa ciudad, la corrupción y los pésimos manejos administrativos se habrían apropiado de los recursos destinados a cubrir las necesidades de los bonaverenses y brindarles una mejorara en la calidad de vida.

Como el Hospital no puede cumplir con sus funciones y presenta déficit, ha entrado en un proceso de saneamiento financiero que si no se logra llevaría a su liquidación definitiva.

Frente a ese panorama que vive hoy el Hospital Luis Ablanque de La Plata, que no solo afecta a sus 500 mil usuarios sino a buena parte del Litoral Pacífico, de dónde llegan pacientes, hay que exigir que se determine quiénes son los responsables de esta nueva debacle.

Buenaventura no se merece tal suerte ni sus habitantes que les nieguen el derecho a tener un buen servicio de salud.

VER COMENTARIOS
Columnistas