El negociazo

El negociazo

Mayo 15, 2019 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

Si una estación de gasolina que está en medio de la selva chocoana, en una población donde apenas viven 28.000 personas, vende más galones de combustible al año que la más próspera de todo el país ubicada en la vía al aeropuerto de Bogotá, hay que preguntar qué está pasando.

Las respuestas que surgen son inquietantes: o allí se lavan dineros provenientes de actividades ilícitas o se está surtiendo al narcotráfico que usa la gasolina como una de las materias primas para producir cocaína.

La ‘exitosa’ bomba del municipio de Riosucio, en el Urabá chocoano, es una de las 33 detectadas por la Fiscalía en diferentes regiones de la geografía nacional, todas con influencia del narcotráfico como Nariño, Putumayo o el Catatumbo.

Peor aún es que al menos 12 de ellas reciben subsidios millonarios del Estado y exenciones tributarias por encontrarse lejos de las cabeceras municipales o sobre vías remotas con poca circulación de vehículos.

Ahora que las autoridades las han destapado se espera que se diga con nombres propios quiénes son sus dueños, cuáles los grupos criminales que estarían detrás de ellas, si ha existido participación de las administraciones municipales encargadas de otorgar los permisos y si se han utilizado como lavaderos de dinero o están al servicio del narcotráfico.

Entonces los responsables deberán ser procesados, para que respondan ante la Justicia y paguen por el daño que han causado.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas