El golpe del Perú

Diciembre 08, 2022 - 11:55 p. m. 2022-12-08 Por: Editorial .

A Pedro Castillo la jugada le salió mal, intentó dar un autogolpe de Estado, disolvió el Congreso que le fue adverso desde el principio de su mandato y no calculó que podría terminar destituido, como ocurrió a las pocas horas.

Lo que vive el Perú desde el miércoles no causa sorpresa. La inestabilidad política de la nación es una constante desde hace años, ninguno de los recientes mandatarios ha terminado el periodo para el que fue elegido y los escándalos de corrupción rodean al Ejecutivo y por igual al Legislativo.

Castillo, el profesor de izquierda que dio la sorpresa al alcanzar la Presidencia en julio de 2021, no pudo gobernar durante el año y medio que duró al mando de su país.

Los nombramientos de sus ministros generaron rechazo en todos los frentes y cambió su jefe de gabinete seis veces.

La relación con la prensa fue tensa y su mandato se caracterizó por las constantes marchas ciudadanas en contra de sus políticas.

Con un Congreso con mayorías de la oposición, cada intento por sacar adelante cualquier proyecto fue infructuoso, se le adelantaron varios procesos disciplinarios y el golpe más reciente fue la negativa al voto de confianza que pidió.

Por ello disolvió el Congreso, sin imaginarse que a las pocas horas él mismo resultaría destituido, detenido y la vicepresidenta asumiría el cargo.

El futuro del Perú es incierto y se espera que la nueva presidenta cumpla con el llamado inmediato a elecciones para que la nación regrese a la estabilidad política y social que se merece.

VER COMENTARIOS