Escuchar este artículo

Daños imperdonables

Diciembre 02, 2020 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

La fábrica de la vida en Colombia está en sus páramos y no es una exageración.

Es allí donde brotan el 70% de los nacimientos de agua que después se convierten en las quebradas y ríos que abastecen a la población, riegan los campos y son indispensables para la producción de alimentos.

Por ello son tan graves los daños que se les provocan a esos ecosistemas, como sucedió en el páramo de la Laguna de La Cocha en Nariño, donde 100 hectáreas fueron quemadas intencionalmente, según las autoridades para ampliar las zonas de cultivo de papa.

Es un daño ambiental que no tendrá pronta reparación así se castigue a quienes lo cometieron.

Para que el páramo cumpla con sus funciones entre las que están la absorción y almacenamiento de las mayores cantidades de carbono, incluso más que los bosques tropicales, necesita de los frailejones.

Esas gigantes plantas que fueron arrasadas durante el incendio y que tardarán entre 200 y 300 años en renacer y alcanzar la altura necesaria, porque su crecimiento anual es de apenas un centímetro.

Así, por la mezcla de avaricia e irresponsabilidad de unos pocos, y la incapacidad del Estado para protegerlos, Colombia va perdiendo sus recursos naturales.

Aunque suene a disco rayado, es urgente que el país concentre sus esfuerzos en crear conciencia para proteger y recuperar sus páramos, claves para defender su riqueza biológica y la calidad de vida de la Nación.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS