Consecuencias de improvisar

Consecuencias de improvisar

Noviembre 04, 2018 - 11:55 p.m. Por: Editorial .

La explosión ocurrida el viernes en las oficinas de la Fiscalía en el centro de Cali demanda respuestas y cambios para evitar tragedias.

Lo primero es aclarar por qué se tenía material explosivo en el segundo piso de un edificio ubicado en una de las calles más concurridas de la ciudad, rodeado de almacenes y oficinas, y a escasos metros de la Gobernación del Valle.

Si como declaró la entidad, se trataba de material probatorio de casos que sigue la Fiscalía, entonces con mayor razón se debe explicar por qué no se tomaron todas las precauciones necesarias para evitar un accidente como el que ocurrió.

La explosión dejó seis personas lesionadas por inhalación de humo y gases, pero la tragedia pudo ser mayúscula.

Hechos como ese demuestran por qué es indispensable que la Fiscalía General de la Nación cuente con una sede propia en Cali, que tenga la infraestructura requerida y brinde la seguridad que necesita la entidad encargada de investigar y acusar a quienes cometen crímenes en el país.

Por eso hay que reclamarle otra vez a la Nación que después de ocho años de haberse comprometido con la construcción del llamado ‘búnker de la Fiscalía’, y luego de que el municipio de Cali cumpliera con su parte de cederle el terreno para hacer la obra, no se hayan dispuesto los recursos necesarios ni se tengan presupuestados a futuro.

Cali exige que le cumplan y que la Fiscalía cuente con una sede segura en la ciudad para que no se repitan hechos causados por la improvisación y el descuido.

VER COMENTARIOS
Columnistas