Escuchar este artículo

Buena decisión

Septiembre 30, 2020 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

Con el desistimiento de la solicitud de concesión portuaria en Tribugá, porque el proponente no cumplió con las garantías de seriedad, el Chocó y el Pacífico respiran más tranquilos.

Y si bien esa pretensión se da por concluida, queda abierta la posibilidad de que se realicen nuevos intentos para construir un puerto en una de las zonas con mayor biodiversidad del mundo, que sería seriamente afectada con un proyecto de la magnitud del que se ha propuesto.

Lo cierto es que el Pacífico no necesita más puertos cuando tiene subutilizados el de Tumaco y el de Buenaventura, uno de los más importantes de Suramérica.

Pese a ello el Gobierno se resiste a hacer lo que se requiere: ampliar el canal de acceso para que el de Buenaventura no siga aislándose de las tendencias del comercio mundial, como sucede ahora porque los buques postpanamax no pueden entrar y la carga se desvía hacia Ecuador.

Tampoco se han hecho las inversiones ni se toman las decisiones para hacer de Buenaventura una ciudad con servicios y con los requisitos para convertirla en la puerta de Colombia sobre el Océano Pacífico.

Y está Tumaco, con una situación alarmante por su pobreza, la falta de oportunidades y la amenaza que representa el narcotráfico.

Si a su zona portuaria se le diera la relevancia que se merece, el municipio recibiría el empujón que le hace falta para salir adelante.

Por todo ello no se debería insistir en un puerto en Tribugá y sí orientar los esfuerzos a mejorar los que ya existen.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS