Escuchar este artículo

Adiós al ídolo

Noviembre 25, 2020 - 11:55 p. m. Por: Editorial .

Diego Armando Maradona fue un hombre de grandes contradicciones, con una calidad para el fútbol sublime y con unos problemas personales que lo llevaron al abismo a lo largo de su vida.

Por algo fue considerado el mejor jugador de todos los tiempos, con esa magia en la cancha donde hacía lo que quería con su izquierda excepcional, por hacer brillar a la Selección Argentina y triunfar en todos los equipos en los que jugó.

Fuera de ella fue el arquetipo de la controversia y donde estaba era la polémica.

A la fama a temprana edad y a la falta de un guía que lo acompañara en el camino se le atribuyen sus errores y desmanes, permanentes desde su veintena hasta su muerte:

Su adicción a las drogas; la obesidad contra la que luchó infructuosamente en las últimas décadas; la lengua salvaje que no la contuvo ni para criticar al Papa; su apoyo a uno que otro dictador; sus líos de faldas, con sus cinco hijos reconocidos y otros posibles a los que no les dio el apellido; la lista es larga.

Fue ídolo en toda la acepción de la palabra, con millones de seguidores que lo adoraban y con otros tantos que lo detestaban por su mal ejemplo.

Hace unas semanas, al Pelusa le descubrieron coágulos en el cerebro, fue operado, peleó para salir de la clínica y en su casa, ya en recuperación, sufrió el infarto que a los 60 años le provocó la muerte.
Adiós al 10, al ídolo inolvidable del fútbol mundial.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS