El pais
SUSCRÍBETE
Ricardo Villaveces
Ricardo Villaveces | Foto: El País

Columnistas

Una gran oportunidad

Después de los difíciles años que ha tenido que afrontar la ciudad, se le presenta a Cali esta oportunidad con un alcalde fresco, comprometido, trabajador y consciente de todo lo que este evento puede representarle a la capital.

24 de febrero de 2024 Por: Ricardo Villaveces

Una buena noticia han tenido Cali y el Valle del Cauca en esta semana. La escogencia de la ciudad como sede de la COP 16 es algo muy positivo y una oportunidad de oro para que alcalde y gobernadora se luzcan liderando el proceso que un evento como este puede aportar a la ciudad y a la región. Bien conocido es el efecto que tuvieron en Cali los Juegos Panamericanos de 1971. Todavía son muchas las obras importantes de la ciudad que son resultado de este esfuerzo conjunto de gobierno local y sector privado para convertir los juegos en un punto de quiebre de la historia caleña.

Después de los difíciles años que ha tenido que afrontar la ciudad, se le presenta a Cali esta oportunidad con un alcalde fresco, comprometido, trabajador y consciente de todo lo que este evento puede representarle a la capital. Él trabajó inteligentemente el tema frente al gobierno nacional, tuvo el apoyo de la gobernadora, y Petro aprobó a la ciudad como sede del evento.

La COP 16 es un evento internacional importante. Reúne a más de 190 países, junto con académicos, activistas y una gran burocracia trashumante que vive, de reunión en reunión internacional, por cuenta de los temas medioambientales. Sobre los resultados de la reunión es difícil ser optimistas. Ni el Protocolo de Kioto de 1997 y sus conferencias COP de Cambio Climático celebradas anualmente desde esa fecha, ni las COP sobre la diversidad biológica a las que pertenece la COP 16 han tenido mayores logros. Ojalá el ambiente de Cali los inspire para que de allí salga algún avance significativo.

Los resultados de la reunión en nada dependerán del alcalde o de los caleños, pero cualquiera sea el resultado de la Conferencia, la realización del evento puede traer cosas muy positivas para la ciudad. Es tener a los ojos de los colombianos y de muchos extranjeros valorando todo lo bueno que puede ofrecer la región. Es beneficiarse de la actividad económica que originan más de doce mil asistentes, es presencia de Cali como sede de foros internacionales y presencia de entidades y personalidades con los cuales se pueden explorar y desarrollar proyectos de cooperación.

Es la oportunidad para potenciar la inmensa biodiversidad de la región, como lo pudieron apreciar los aficionados a la observación de pájaros, provenientes tanto del resto del país como del extranjero, en la Colombia Bird Fair que acaba de concluir en Cali.

Es una oportunidad, además, para que el gobierno nacional colabore decididamente en el esfuerzo que se está haciendo en la región para mejorar en las condiciones de seguridad y contribuya así a la promoción de un turismo que puede aportar mucho y que puede sorprender a muchos que hasta ahora desconocen todo lo que tiene el Valle por ofrecer en este campo. Petro no se equivocó en esta ocasión y Cali tiene que aprovechar esta oportunidad.

A Galán, alcalde de Bogotá, hay que agradecerle la gallardía con que reconoció la derrota de la capital frente a Cali y la solidaridad que ofreció para que la reunión sea un éxito.

AHORA EN Columnistas

Columnistas

Oasis

Fernando Posada

Columnistas

Y las que faltan