Unidad y más unidad

Unidad y más unidad

Enero 18, 2019 - 11:35 p.m. Por: Ricardo Villaveces

El cobarde acto criminal del jueves en la escuela Francisco de Paula Santander de la Policía Nacional es algo totalmente inaceptable que solo puede recibir el rechazo de todos los conciudadanos sin distinción y debe poner de presente, por encima de todo, la necesidad de fortalecer la unidad de todos los colombianos frente a la demencia de estos salvajes.

Muchos tendrán la tentación de aprovechar lo ocurrido con intenciones politiqueras que solo llevan a fracturar más una sociedad que ya experimenta una gran fragilidad en su cohesión por cuenta de esa polarización en que hemos estado embarcados. Hay que rechazar estas actitudes y pensar como colombianos por encima de todo.

Este acto de barbarie que iba no solo contra los cadetes sino contra sus familias, como ya lo han dicho muchos, agredió no solo a la Policía sino a todo el país y la respuesta no puede ser sino una sola: rodear al Presidente y a las instituciones para que puedan actuar con toda la energía para erradicar de raíz ese resurgimiento de tan aciagas épocas del terrorismo.

No se trata de que el Presidente vaya a cambiar su línea de moderación y buen juicio, pero sí de que las autoridades se sientan respaldadas por la ciudadanía y puedan llegar al fondo de lo que puede haber originado esta locura.

Lo que sí parece evidente es que no se puede seguir adelante en el intento de negociar con el Eln. La pérdida total de conexión con la realidad de los dirigentes de ese grupo con estas acciones demenciales solo van a encontrar más y más rechazo, además de la imposibilidad de avanzar en un proceso de diálogo que con mucho escepticismo había dado tímidos pasos de aproximación.

La historia muestra que los acercamientos con este grupo han sido muchos y desde hace bastante tiempo y el resultado siempre ha sido el mismo. Su desprecio por todo y por todos, mientras no muestren con hechos un cambio en su actitud, solo deja un camino a los colombianos y es el de su derrota militar. Es lamentable pero ha sido el camino que ellos han escogido.

La rapidez con que las autoridades han identificado a los autores materiales del atentado permite un grado razonable de optimismo en cuanto a poder llegar a saber con certeza qué hubo detrás de esto.

Las especulaciones y las interpretaciones pueden ser muchas y muy diversas y por eso no se puede caer en el simplismo de acoger a la primera planteamientos extremistas y teorías conspirativas que van a surgir por doquier.

Hay que tener cabeza fría para analizar el tema y el gobierno más que nadie debe tener pies de plomo en su forma de actuar.

Lo que debe aprovechar el Presidente es el respaldo que el país le está dando para seguir consolidando su gobernabilidad, sin perder la serenidad que lo ha caracterizado pues serán muchas las presiones que recibirá para actuar movido por las emociones o por motivaciones de otra índole, antes que por la reflexión.

Es pues tiempo de actuar con firmeza pero con mucha cabeza fría.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS