Escuchar este artículo

La primavera cultural

Octubre 17, 2021 - 11:45 p. m. 2021-10-17 Por: Paola Guevara

Qué placer fue conducir dos horas y media de madrugada, por la hermosa carretera que lleva de Cali a Pereira, para asistir al retorno presencial de la Feria del Libro del Eje Cafetero. Su lema, ‘paisaje, café y libro’, tríada indivisible de las cosas buenas de la vida.

Pese a las grandes comodidades, pese a la gran rapidez y efectividad de las ferias del libro virtuales, el desplazamiento tiene compensaciones certeras: volver al abrazo, a la alegría de los rostros conocidos, a la euforia de los lectores que al fin pueden oler y tocar los libros añorados, conocer a su autor admirado o salir con ideas nuevas resonando en las zonas limítrofes del pensamiento.

En las salas de conferencias se murmura de nuevo que el escritor acaba de llegar, allí las amigas de marras se pusieron cita para escuchar y preguntar, los viejos amigos toman café y arreglan el país, mientras los niños posan los dedos sobre las hojas sedosas de las novedades ilustradas y los jóvenes piden autógrafos y se toman selfies con los escritores.

Todos sueñan, en secreto, un día, escribir su historia también. Hay orquídeas y anturios, que no son virtuales. Los hombres repiten la pregunta que desde Adán le han hecho a las mujeres: cómo piensas llevarte a casa esa flor.

En pocos días comienza también la Feria del Libro de Cali, y acaba de anunciarse que será, también, presencial. Como si de la llegada de la primavera cultural se tratara, tras largos meses de espera e incertidumbre los teléfonos no paran de sonar: libreros y editoriales lo saben, hay que tener espacio físico en la Feria, es en Cali donde hay que estar.

Y esta tendencia que acaba de dar buenos frutos en Medellín, y que de seguro veremos extenderse por toda Colombia, es esperanzadora no solo en materia de cifras sino, sobre todo, en cuestión de convivencia.

La cultura, la capacidad de expresar ideas con palabras, la sensibilidad que cultiva el arte, la voluntad de escuchar otras voces, es lo que tenemos en común. Cilios. Fibras. Tejidos. Hilos. Venas que nos conectan.

Que finales de octubre nos encuentre con libros en las manos, y con la voluntad de pasar del Facebook al ‘face to face’.

Sigue en Twitter @PGPaolaGuevara

Obtén acceso total por $4.700/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS