Gusti

Octubre 02, 2022 - 11:45 p. m. 2022-10-02 Por: Paola Guevara

Gusti Rosemffet no sabe que me cambió la vida. Quizá se enterará por esta columna. Y aclaro que, en persona, solo lo he visto una hora: yo, desde la silla de los asistentes; él, de pie sobre una tarima con un micrófono que llenaba de sonoro acento argentino.

Al lugar llegué por azar (que está hecho de imperceptibles hilos de destino), y me topé con un ídolo de la ilustración, que trabajó en el Estudio de Dibujos Animados de Hanna Barbera hasta 1985, y desde 1986 se dedica a la ilustración de libros infantiles.

Ha ganado el Premio Lazarillo de Ilustración, el Apel-les Mestres, el Manzana de oro de Bratislava, el Diploma de Honor del Iberoamericano de Ilustración; los catalanes Serra d’Or y premio Junceda.

Para Gusti cada trazo debía ser perfecto. El cálculo preciso, el control total sobre forma y color. Hasta que un día nació su hijo, con Síndrome de Down.

Cuando se vio enfrentado a esta realidad, pensó que sus días de ilustrador habían terminado, y quizá tendría que dedicarse a un oficio gris que pagara las cuentas.

Pero Gusti encontró en el arte la ruta y usó la ilustración como herramienta no solo para comunicarse mejor con su hijo, sino para trabajar por una sociedad más incluyente.

Fundó la asociación Windown, juego de palabras que une Window y Down, que ofrece talleres inclusivos para familias con neurodiversidad, y publicó uno de sus libros más celebrados: Malko y Papá, un diálogo ilustrado entre padre e hijo.

Le propuse hablar de su trabajo en la Feria Internacional del Libro de Cali, que será del 13 al 23 de octubre, y Gusti propuso una ‘locura’ mayor: una gran celebración de la neurodiversidad, una fiesta que uniera libros, ilustración, muralismo, música e infancia.

La generosa Biblioteca Departamental nos abrió las puertas de su Domo de Lectura, donde Gusti ilustrará bichos, animales fantásticos y seres salidos de su imaginación. Durante dos días, niños de fundaciones neurodiversas de la ciudad pintarán el mural y dejaremos claro que las ferias del libro también deben celebrar que somos distintos, leemos distinto, comunicamos distinto, aprendemos distinto.

***
Posdata: Malko y Papá ganó el Bologna Ragazzi, Italia. En 2022 Gusti recibió el Premio Konex y fue nominado al Hans Christian Andersen, quizá el más importante de la literatura Infantil y Juvenil, que se otorga en Bologna, Italia.

Gracias a Gusti por difundir por el mundo, y ahora en nuestra ciudad, que la búsqueda de la perfección artística también pasa por deshacerse de reglas, ropajes y egos, para abrazar la incertidumbre de la vida y, al colorear, salirnos de la línea.

VER COMENTARIOS