Las mentiras del No y el Sí

Las mentiras del No y el Sí

Septiembre 22, 2016 - 12:00 a.m. Por: Paola Gómez

Que todos los pensionados de Colombia deberán aportar el 7% de su pensión a la paz para el sostenimiento de las bases guerrilleras. Que si se firma la paz este será un país Castrochavista y que vamos a terminar con un sistema política y económico como el de Venezuela. Que Diana Uribe, la historiadora, escribió 20 razones por las cuales es una farsa el proceso de paz con las Farc. Que si no se firma la paz al día siguiente la guerrilla tiene lista una toma de las principales ciudades del país y habrá una guerra civil. Que si no se firma la paz a los colombianos nos van a suspender la entrada a Estados Unidos. Que Mariana Pajón y Juanes están con el No…Estas son apenas algunas de las mentiras por el No y por el Sí que circulan a diario en las redes sociales o grupos de conversación en whatsapp. Frases que vienen en distintas presentaciones, siendo las más apetecidas ‘los memes’, seguidos por foto montajes y hasta supuestas publicaciones de medios impresos. Mentiras que buscan incautos desinformados, que repiten como borregos las imágenes de grupo en grupo, sin siquiera tomarse el trabajo de corroborar que dicha información sea cierta. O quizás, con la clara intención de confundir al grueso del público, que no irá a la esencia de los acuerdos negociados en La Habana, entre el Gobierno y las Farc.Estamos viviendo una dura guerra de la desinformación. Esa inmensa y poderosa masa virtual donde hoy se discuten los grandes temas de este país ha desarrollado las más habilidosas formas de desprestigio al adversario, a costa del todo vale. Y bajo la sombrilla de la no censura y la libertad de expresión se dice y se desdice, se miente y se desmiente, se engaña y se manipula para adoctrinar conciencias y asegurar los votos de mentes débiles que van creyendo todo lo que leen.Lo más preocupante es que muchas de esas mentiras son orquestadas por quienes dicen respetar la democracia, y quienes luego de ingeniar el engaño, buscan un ejército de idiotas útiles para echar a rodar el cuento y al final, muy campantes, se lavan las manos. O como dice el dicho, tiran la piedra y esconden la mano. Qué lástima. Lo que podría ser el más bello ejercicio de participación democrática de la historia reciente en Colombia ha terminado ‘secuestrado’ por bandoleros virtuales, que ojalá terminen derrotados en las urnas el 2 de octubre por quienes ejerzan su derecho al voto de manera consciente e informada.Porque una cosa es defender con argumentos fuertes los principios en los que uno cree y otra muy distinta querer aplastar a su opositor ideológico a punta de mentiras. Duele que en Colombia la polarización, en gran parte consentida por los ‘estadistas de la patria’, nos siga pasando una costosa cuenta cobro.Sigue en Twitter @pagope

VER COMENTARIOS
Columnistas