Los ‘neutros’

Septiembre 29, 2021 - 11:50 p. m. 2021-09-29 Por: Medardo Arias Satizábal

Los viajes para los escritores son como una ventana al proceso creativo, y son mejores cuando el autor no mengua su patrimonio sino que son resultado de invitaciones estatales, ferias y etcétera.

En mi caso no he corrido con la suerte de algunos colegas que van por el mundo concitados por los más disímiles eventos, y me inscribo en el renglón de los que viajan amparados por su propio presupuesto. En las once ocasiones que he visitado la Madre Patria, excepto cuando fui invitado como profesor en Salamanca, he puesto a trinar mis tarjetas, así con tiquetes, hoteles, museos, etcétera.

Así que no me causa ningún guayabo que el gobierno no me invite a la Feria del Libro de Madrid; no podría llevar con tranquilidad, al volver, el calificativo de ‘neutro’ que puso el embajador en España a los invitados, algunos de ellos con una obra respetable.

Si me preguntan, creo que el gobierno ha debido obviar las críticas que muchos autores hacen desde sus tribunas, e invitarlos, así hubieran declinado. Hablo de literatos como Fernando Vallejo, William Ospina, Héctor Abad. Resulta imperdonable, sí, que Pilar Quintana, Premio Alfaguara, no fuera convocada. Creo, tampoco Piedad Bonnet o Laura Restrepo.

Adolfo Montaño, profesor del Facultad de Música de UniValle, tiene sus conceptos sobre el debate por los no invitados a Madrid, y piensa que los verdaderos neutros son muchos de los escritores que se quedaron en Colombia. Cree que su neutralidad sobre Cuba, Nicaragua, Venezuela, y los desmanes de la guerrilla , son suficientes para merecer el calificativo de ‘neutros’ en su tarea literaria. Adolfo no entiende por qué estos autores miran para otro lado ante el vandalismo de las primeras líneas, la quema del transporte urbano, la quema de policías.

En la carta que me envía, Montaño asegura: “Estos escritores, los verdaderos neutros, son la intelectualidad de avanzada que no descansará hasta llevar nuestras naciones a la edad de piedra. Uno ve la carnicería desgarradora en Nicaragua, el éxodo imparable en Venezuela, la satrapía septuagenaria en Cuba, la hambruna espiritual en Haití, y no dicen nada…”

Y puntualiza: “Tu vecino de columna, al que le fascinan los aeropuertos, se deshace en improperios contra los esfuerzos de Colombia por salir de la crisis económica, la vorágine de la pandemia, pero no dice ni mu cuando obligan a hordas de seres humanos a abandonar su país, todo para mantener el cañazo de una ideología ladrona. Me pregunto qué tan eficiente sería él para manejar la tracamanada de problemas que le toca capotear a Duque…”. Y continúa: “Diosdado y Maduro, gordos, superalimentados a reventar. El enano nicaragüense y su señora, aplastando a los opositores, y nuestros progresistas neutros haciéndose los gringos, entretenidos con fruslerías”.

La carga de Montaño prosigue: “¿Has oído a feministas como la Thomas, decir algo acerca de las mujeres vejadas por los regímenes de Bolivia, Cuba, Nicaragua, Venezuela? No dijeron nada cuando le rompieron la cara a María Corina Machado en la asamblea venezolana, ni se indignaron con la cárcel que hoy padece la candidata Chamorro en Nicaragua”.

Continúa: “Querían viajar a la feria de Madrid con todos los gastos pagos, a vomitar lo mismo por Internet, sin gastarse el presupuesto. Y claro, son neutros también para advertir la vandalización del MÍO, de los semáforos y los bancos. Y ciegos cuando los narcotraficantes y los carteles de la competencia desplazan y masacran a las comunidades del Pacífico, a los inermes pobladores del Chocó”.

Llamé a Montaño después de recibir su carta para preguntarle si podía reproducirla, y me dijo: “El stalinismo criollo nos afecta a todos; a ti y a mí. Además, tenemos un solo país y estamos en el deber de defenderlo. No tenemos otro”.
Sigue en Twitter @cabomarzo

Seis (6) meses de acceso ilimitado por $9.000. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS