¿Grosero Trump?

Septiembre 30, 2020 - 11:50 p. m. 2020-09-30 Por: Medardo Arias Satizábal

“Payaso, racista, peor presidente de los Estados Unidos, mentiroso”, fueron algunos de los insultos que en tono airado pero contenido lanzó Joe Biden al presidente Donald Trump en el primer debate en Cleveland, cuando muchos esperaban que las frases desentonadas vinieran del mandatario.

Por momentos parecía que se irían a las manos, pues la sorna e ironía de Trump desestabilizó al demócrata, particularmente cuando le manifestó que no pronunciara la palabra inteligencia en su presencia, porque debía reconocer que había sido uno de los últimos de su clase.

Recordarle a Biden que su hijo se enriqueció en una trama rusa y recibió tres millones de dólares y medio, fue un golpe durísimo a su humanidad; por momentos parecía que iba abandonar el estrado.

El primer debate parecía mejor un ‘match’ de boxeo e infortunadamente el encuentro devino hacia lo personal y no permitió que cada uno de los candidatos expusiera con claridad cada uno de sus propósitos. El moderador, además, permitió que el debate siguiera una dinámica en la que poco pudo hacer. En momentos, parecía aliado de la causa demócrata, principalmente cuando preguntó a Trump si tenía un plan de salud después del ‘Obamacare’. “No me sorprende”, le dijo Trump, a quien por momentos parecía un opositor y no un moderador.

Cuando Trump fue candidato por primera vez, Mario Vargas Llosa lo describió como “un millonario que se divierte”. Se le miraba como el aspirante que usaba gorra de beisbolista y botaba fuego cada que hablaba, repitiendo en voz alta lo que los “gringos viejos” comentan en sus cenas, encerrados recintos familiares.

Trump es lo más parecido a Ronald Reagan, el actor de Hollywood que personificó al ‘self made man’, el que con su estilo campechano y bronco quedó en la historia como el enterrador del comunismo.

Una de las acciones más controvertidas de Trump es la construcción del muro en la frontera con México. Un día antes de su posesión fue extraditado a Estados Unidos el capo mayor de la droga mexicana, el ‘Chapo’ Guzmán.

Trump entiende que una toma de posición frente a América Latina y el Caribe, empieza por México, sus vecinos con los cuales se ha vivido en guerra desde los días en que Stephen Austin decidió en compañía de más de 300 familias asentarse en el área de Texas. El muro, que medirá 1600 kilómetros y 12 metros de altura, -la frontera total mide 3200 kilómetros, pero muchas partes están resguardadas por vallas naturales- fue su primera acción de gobierno. Prometió igualmente deportar a tres millones de delincuentes en los primeros días de su mandato, y “castigar a las ciudades que den abrigo a inmigrantes ilegales”, tarea en la que avanza.

Ganar nuevamente la presidencia de Estados Unidos es uno de sus más duros retos, si se tiene en cuenta que tiene en su contra a los principales medios de comunicación, situación a la que dice “estar acostumbrado”.
Contra los ataques de sus malquerientes en prensa, radio y televisión, ha hecho del Twitter su única trinchera. Enfrenta también desde ahí a quienes le dedican libros, como el más reciente de su sobrina Mary Trump, ‘Too much and never enough’ (Demasiado y nunca suficiente).

Con todo, el diario New York Times, uno de sus principales opositores ha padecido también su sorna en Twitter, donde lo describió como una especie de pasquín de tercera.

La guerra de hoy va por el camino de los impuestos. El diario apunta a desacralizar la imagen de Trump, a socavar su prestigio entre los votantes. Buena parte de la ‘América’ blanca, anglosajona y protestante, a la que algunos llaman despectivamente ‘waps’, vota por él. También muchos afros que ven con buenos ojos la expulsión de indocumentados latinos, a quienes acusan de empobrecer sus empleos otro día mejor pagados.

Poco antes de estos comicios, presentará una vacuna. En contra de encuestas y pronósticos, todo parece indicar que será reelegido este 3 de noviembre.

Sigue en Twitter @cabomarzo

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS