Vacunación: reto común

Escuchar este artículo

Vacunación: un reto común

Abril 13, 2021 - 11:35 p. m. Por: María Isabel Ulloa

La vacunación es la protagonista del momento. El mundo sigue con atención este proceso por ser la única herramienta clara y conocida que tenemos para enfrentar la pandemia del Covid-19 que tan gravemente ha afectado a Colombia y al mundo. Para volver a tener algo de normalidad, tenemos que vacunar a gran velocidad, a la mayor parte de la población.

Desde que conocimos que las primeras vacunas habían superado varios pasos para ser aprobadas por las autoridades sanitarias globales, nos preguntamos cómo nos iría en esas negociaciones. Después de muchas noticias al respecto, y algunas angustias al ver que otros países empezaban a vacunar, el Gobierno lanzó el Plan Nacional de Vacunación, los biológicos comenzaron a llegar a Colombia y el trabajo duro empezó.

Hasta el lunes 12 de abril, habían llegado al país más de 5 millones de dosis de diferentes laboratorios. Este ha sido el punto de partida de una tarea que para muchos parece sencilla, pero que encubre una altísima complejidad. Para pensar la dimensión del asunto, para los primeros diez días de abril, el Gobierno Nacional había entregado 3.873.802 dosis a los departamentos, y se habían aplicado 3.041.349, equivalentes al 78% del total. Más de 800 mil vacunas por aplicar muestran que la tarea no es simple.

Si bien hay muchos procesos en los que el sistema podría ser más eficiente, se debe reconocer que para el caso de la vacunación contra el Covid-19, se ha implementado una operación logística sin precedentes.
Es pertinente destacar la tarea seria de las autoridades regionales de salud. En Cali, por ejemplo, hemos comprobado el buen funcionamiento de los megacentros de vacunación: una herramienta para inmunizar de manera segura y con calidad a miles de caleños.

La vinculación del sector privado es estratégica para apoyar este proceso. No se debe subestimar lo que implica ‘poner vacunas”, además de no olvidar el principio de equidad, rector del Plan Nacional de Vacunación.

Hasta el momento la vinculación del sector privado podrá darse de dos formas. La primera, según el decreto publicado por el gobierno, mediante la adquisición de vacunas, y posterior logística para su aplicación, bajo la responsabilidad del comprador/importador. Una opción que no parece viable en el corto plazo, por la falta de disponibilidad de vacunas a nivel global. La segunda forma, mediante el apoyo logístico, haciendo más eficiente la aplicación de las vacunas adquiridas por el Estado colombiano.

En ese sentido, ProPacífico con el apoyo de la Secretaría de Salud de Cali y en alianza con la Fundación Valle del Lili inició un piloto que espera ampliarse y convertirse en un referente nacional. Vacunamos cerca de 900 personas mayores de 70 años y usamos una capacidad instalada no utilizada. Esos días vivimos en carne propia la realidad de los secretarios de salud de los municipios y departamentos del país, además de los gerentes y directores de las IPS habilitadas. Una de las conclusiones: el proceso de vacunación no es fácil y enfrenta barreras. Algunos ejemplos: baja contactabilidad de los pacientes, incumplimiento de citas agendadas, desinformación sobre la efectividad y efectos de la vacuna, entre otros. A lo anterior se suma la subdivisión por quinquenios que ha hecho que cada día sea más difícil conseguir a personas que quieran vacunarse en el grupo poblacional vigente para esta fase de la vacunación. Esto ha hecho aún más lento el proceso.

El objetivo común debe ser vacunar a la mayor cantidad de colombianos lo antes posible. El Gobierno Nacional debe asegurar la compra y entrega de vacunas a buen ritmo y las regiones debemos vacunar rápidamente. Para lograrlo debemos trabajar juntos, el sector público y privado, en este reto mayúsculo. No podemos olvidar que en la medida que avancen las fases, serán más los ciudadanos que requerirán sus dosis inmunizantes y todos los mecanismos confiables deberán ser utilizados para alcanzar este objetivo común, sin olvidar que la desinformación sigue siendo un enemigo soterrado. Mientras no se viabilice la compra de vacunas por parte del sector privado, el llamado es a apoyar la logística de la vacunación y sin duda esto lo haremos #MejorJuntos.

*Directora de ProPacífico
Sigue en Twitter @MariaIUlloa

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS