Una Cali para todos

Diciembre 06, 2022 - 11:35 p. m. 2022-12-06 Por: María Isabel Ulloa

Cali ha sido un ejemplo de recuperación después de la pandemia, es un referente cultural para el país y para el mundo, tiene un tejido empresarial diverso e innovador, y muchas oportunidades que parten de la calidad humana y el talento de su gente. Sin embargo, tiene retos enormes que hoy se hacen particularmente evidentes: sigue siendo una de las 50 ciudades con mayor tasa de homicidios en el mundo, en materia de infraestructura la malla vial se encuentra en regular estado, la calidad educativa es de las peores de Colombia y tenemos desafíos ambientales y económicos que se deben enfrentar en el corto y mediano plazo.

Además, hay brechas de género, étnicas y socioeconómicas que se revelaron con el estallido social y que no podemos pasar por alto.
Fundamentados en lo anterior y considerando los aprendizajes recientes que nos evidencian la importancia del trabajo colectivo y articulado, decidimos crear Cali para mí y con ello, asumir el reto de activar una conversación ciudadana que asegurara la participación de mínimo 10 mil caleños y que nos permitiera unificar la voz de los ciudadanos en torno a la transformación de nuestra ciudad.

La respuesta superó con creces dicha meta: la iniciativa contó con la participación efectiva de 17.831 personas y alcanzó a 1,5 millones de caleños quienes, en el marco de esta conversación, priorizaron entre 20 proyectos los que, en su opinión, deberíamos hacer primero.

La voz ciudadana se hizo escuchar. Sin afiliación política ni ideológica, sin estratos, sin roles ni sectores dominantes, Cali para mí reunió la voz de miles de ciudadanos que, en medio de la diferencia, respondimos el llamado de unidad y construcción colectiva que hizo la campaña.

Los resultados nos aclararon la opinión ciudadana sobre la Cali que queremos: una Cali más segura, con mejor educación y salud de calidad y oportuna; una Cali con movilidad, transporte público y conectividad que mejore la calidad de vida; una Cali que cuida sus recursos ambientales y provee mejor hábitat en todos sus barrios; una Cali con más oportunidades de empleo, emprendimiento y desarrollo económico para todos; una Cali que es ejemplo de cultura, convivencia ciudadana, civismo e inclusión.

Unir nuestras voces fue solo el primer paso. Lo que necesitamos para transformar nuestra ciudad y reencontrarnos con el civismo que tantos anhelan, entendiendo la diversidad que hoy caracteriza a Cali, es pasar a la acción y poner a andar la agenda de prioridades que plantearon los ciudadanos. Para esto, es fundamental mantener activa la conversación ciudadana y asegurar que los tomadores de decisiones hagan parte.
Tenemos ya una priorización de proyectos, pero nada pasará si no consolidamos la participación ciudadana, que salvaguarda la continuidad de los mismos hasta hacerlos realidad.

Esto cobra aún más importancia de cara a las elecciones locales de 2023 que es el momento en el que debemos sintonizar a todos los candidatos a cargos de elección popular. Ayer durante el evento de presentación de resultados de Cali para mí, el líder social Héctor Obando decía que esta será la guía para que todos los candidatos incluyan en sus propuestas y planes de gobierno lo que la ciudad necesita para transformarse. Solo así aseguraremos que la voz ciudadana sea escuchada y luego, materializada.

Ya no es hora de seguir lamentándonos, es hora de tomar el futuro de Cali en nuestras manos, por eso necesitamos que Cali para mí se convierta en una realidad y que así, nuestra ciudad sea la Cali para tod@s.

VER COMENTARIOS