Esperanza y paz

Septiembre 17, 2020 - 11:35 p. m. 2020-09-17 Por: Liliane de Levy

La solemne ceremonia de firma de paz entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y muy pronto con Bahrein insufla esperanza para todo el Medio Oriente. Además de activar un positivo efecto dominó ya que muchos otros países de la región hacen fila para unirse al proceso. Sin embargo hay quienes todavía dudan de su realidad y se tejen conjeturas.
Veamos las más sobresalientes en torno a motivos y proyecciones.

1- Por medio del tratado de paz firmado entre Israel y EAU y Bahrein triunfa la llamada ‘doctrina’ de Benjamín Netanyahu (primer ministro israelí) que solo cree en las negociaciones de ‘paz por paz’ y no de ‘tierra por paz’ que han sido durante largos años la norma. Según Netanyahu cuando dos enemigos quieren la paz, ellos negocian sobre la base del comercio. Cuando realmente no buscan la paz sus negociaciones se enfocan sobre la repartición de las tierras y nada más. En el caso que nos ocupa entre Israel y los EAU o Bahrein, solo se habló de intercambios diversos y para nada de tierras, y el éxito está asegurado.

2- ¿Por qué la paz y ahora? Porque la región del Medio Oriente ha cambiado y sus temores también. El expansionismo iraní amenaza a Israel (jura borrarlo del mapa) y también a todos los Estados sunitas conservadores de la región, fragilizados por las ‘Primaveras árabes’:
Egipto, Emiratos, Bahrein o Arabia Saudita... todos. Ante sus ojos Irán se ha incrustado (en forma demoledora) en Siria, Líbano, Iraq, Yemen y pretende imponerse aún más en nombre de un Islam radical y belicoso. Turquía tampoco esconde sus ambiciones imperialistas aliada con Qatar y con los Hermanos Musulmanes.

Entretanto Estados Unidos muestra serias intenciones de retirarse de la región. Notar que Washington no movió un dedo cuando Irán atacó instalaciones petroleras en Arabia Saudita (2019). Ni cuando Irán tumbó un dron norteamericano sobre el Estrecho de Ormuz. Por lo tanto la paz firmada en la Casa Blanca el martes pasado sella la unión entre quienes se quieren defender del expansionismo iraní y turco. E Israel es sin duda el país mejor preparado de dicha alianza para hacerlo.

También la paz con Israel le brinda a los países árabes la posibilidad de mejor acercarse a Estados Unidos y tener acceso al Congreso y a ayudas varias como la venta de aviones F-35 a EAU para su protección.

3- La Liga Árabe acaba de rechazar el pedido palestino para condenar el acuerdo de paz entre Israel y EAU y Bahrein. Es una novedad monumental porque en 1967 esta misma Liga Árabe, en Khartum (Sudán) -después de la derrota árabe en la Guerra de los Seis Días- rechazó una oferta de paz israelí y emitió la intransigente y agresiva resolución llamada ‘Los tres No’ (No paz con Israel / No reconocimiento de Israel / No negociación con Israel).

Con el tiempo la resolución tuvo que modificarse y se redujo a ‘Los tres No’ de Mahmud Abás, el líder de la Autoridad Palestina: No a Israel como Estado judío / No abandonar la exigencia del retorno de millones de hijos de descendientes palestinos a Israel / No abandonar el concepto que una paz Israel-Palestina debe ser la condición primera a la normalización de las relaciones entre cualquier país árabe e Israel.

Tres nuevos No que en la ceremonia de firma de paz del martes no fueron invocados. El mundo cambia y las aspiraciones también. Y los árabes no parecen dispuestos a sacrificar por más tiempo los intereses de sus propios pueblos por una causa palestina que debe asumir sus responsabilidades y buscar una paz realista con Israel, para salir de su estancamiento.

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS