‘Alias María’

Mayo 22, 2015 - 12:00 a. m. 2015-05-22 Por: Liliane de Levy

El martes pasado fue proyectada la película colombiana de José Luis Rugeles ‘Alias María’ en el Festival de Cine en Cannes dentro de la categoría ‘Una cierta mirada’, 1500 espectadores -en su mayoría periodistas- colmaron el teatro Debussy para verla. Antes de la proyección Thierry Fremeaux en persona (director artístico supremo del Festival), la saludó, junto a tres otras que conforman la delegación colombiana, destacando que es la más numerosa delegación latina en Cannes y de más reconocida calidad, superando a la argentina y mexicana que siempre fueron las dominantes. Lo acompañaba en el escenario el equipo de ‘Alias María’ y en breve declaración, Rugeles dijo emocionado: “La guerra en Colombia lleva más de 50 años. Es hora de que se termine”. Presentes en la sala también se encontraba el jurado de ‘Una cierta mirada’, encabezado por Isabella Rossellini.Y comenzó la proyección. Desde el primer instante aparece María, una muy joven guerrillera de trece años que observa a través de las fisuras de una choza, y en plena selva, el nacimiento del hijo del comandante del grupo al cual pertenece. Enseguida la película se enfoca en ella y solo ella para contar la tragedia de aquella guerra sin sentido que, con una guerrilla que recluta niños, utiliza a las mujeres como esclavas de sexo y las obliga a abortar en caso de quedar embarazadas (excepto la compañera del comandante) y no respeta ninguno de los derechos humanos. Allí se impone la verdadera ley de la selva que avanza cruel, salvaje, deshumanizada y sin rumbo. Y en el medio los niños reclutados y con ellos María, embarazada ella misma y que, por un concurso de circunstancias decide ocultar su embarazo para no tener que abortar. Al asumir la tarea de cuidar al recién nacido del comandante aflora en ella un fuerte sentimiento maternal que la lleva a querer proteger el bebé que lleva en su cuerpo así como a un niño guerrillero que combate a su lado y está gravemente herido.El drama de María refleja todo el absurdo y lo innecesario de una guerra. Sobre sus hombros lleva el peso del mensaje buscado. Además ella aparece en el 99% de las escenas de la película con momentos muy fuertes como cuando trata de calmar los llantos del hijo del comandante dándole pecho; o cuando esconde el bebé entre ramas y no lo encuentra; o cuando escapa y corre hacia una libertad que no conoce y sin saber a dónde va... ‘Alias María’ es sin duda una película meritoria y los nutridos aplausos del público lo confirmaron al final de la proyección.Y es sobre todo honesta ya que se inspira de hechos reales y de prolongadas entrevistas a mujeres guerrilleras que contaron sus vivencias y hablaron del cruel reclutamiento de niños en la guerrilla. La escogencia de la joven Karen Torres para el papel de María entre más de 1800 niños entrevistados es otro gran acierto. Llamó la atención de Rugeles “por sus grandes silencios y su mirada de mil años” que la vuelven madura, pese a su corta edad. ‘Alias María’ es además esencialmente femenina; mira a la guerra con ojos de mujer. Para lograrlo Rugeles se rodeó de mujeres para filmarla y así captar su sensibilidad. Finalmente la película deja como legado la memoria. “El proceso de paz se debe llevar bajo el peso de la reflexión, el respeto y el perdón... Paz con mentiras no. ¡Paz sin memoria no!”, dice Rugeles.Obviamente el tema de la guerra en Colombia es polémico y escuché a personas insinuando que la película toma partido porque solo muestra a las Farc enfrentados a las barbaries de los paramilitares en veredas y pueblos abandonados a sus atrocidades y sin intervención válida del ejército regular. Yo creo que la ausencia del papel de los militares en la película -y en el conflicto que muestra- es de por si una denuncia. ¿O no?

VER COMENTARIOS