Escuchar este artículo

Retos administrativos

Febrero 01, 2020 - 06:20 a. m. 2020-02-01 Por: Gustavo Moreno Montalvo

Repensar la organización municipal y sus procesos es tarea esencial del alcalde Jorge Iván Ospina. Al menos por ahora conserva el numeroso equipo de subalternos directos que hace imposible una coordinación efectiva. Además el nombramiento de los gerentes para las empresas responsables por los servicios de acueducto, alcantarillado, electricidad y transporte masivo sigue en cabeza del Alcalde, lo cual hace inocua la tarea de las juntas, quienes deberían escoger y evaluar a la respectiva cabeza, en un marco de relativa estabilidad para asegurar consistencia en la ejecución de estrategias.

En el caso de Emcali urge reducir pérdidas en distribución, lo cual requiere inversiones cuantiosas. En Metrocali es esencial vincular rápido el sistema de transporte masivo con el proyecto de tren de cercanías, impulsado hasta ahora por la Gobernación y que debe ser el eje del sistema. Además Emcali requiere replanteamiento organizacional profundo, con desmonte de la burocracia de la administración central, y Metrocali necesita poder programar y controlar ejecución para atender de manera efectiva y cumplida las necesidades de los usuarios.

Sorprende el nombramiento en Planeación de Roy Barreras hijo, colaborador de Dilian Francisca Toro en la gobernación, pues el alcalde Ospina ha sido crítico acerbo de la gestión de la señora Toro en lo relacionado con la gestión del Hospital Universitario Evaristo García.
La verdad es que hay oportunidades enormes en la densificación del centro ampliado y el uso de los predios del corredor férreo propiedad de la Nación para una organización vial integral. Además la tarea de Planeación debe incluir la incorporación en los planes de inversión del producto de la construcción de visión compartida de lo público y lo privado, asunto en el cual ProPacífico ha avanzado mucho, con aportes como la identificación de clúster por la Cámara de Comercio. Ojalá el señor Barreras haga la tarea completa, que sería norte para el largo plazo.

De especial importancia será acelerar el esfuerzo por mejorar la calidad de la educación pública básica, tarea en la cual la administración anterior puso especial empeño, pero en la cual falta mucho trecho. Es indispensable acelerar el tránsito a jornada completa en escuelas y colegios públicos, alinear a docentes y padres de familia con la vocación de la ciudad, y promover programas para impulsar la formación en tecnologías en la fase final de la educación media, en alianza con las universidades de la comarca. Las reglas centralistas establecidas en Colombia hacen difícil el reto, pero no por ello de menor prioridad.

El alcalde Ospina declaró guerra a los carteles. Ese es quizá el más complejo e importante de sus compromisos. Cali no puede seguir con tasa de homicidio el doble del promedio nacional. Esa tarea requiere alineación con el gobierno central, método y disciplina, y destreza en las comunicaciones para alinear a toda la comunidad. Si logra en cuatro años llevar la ciudad al promedio actual habrá cumplido con la misión.

Cali lleva mucho tiempo sin aprovechar fortalezas y mitigar debilidades. Es hora de despertar todos. El papel del capitán es central. ¡Buen viento y buena mar!

Sigue en Facebook Gustavo Moreno

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS