Escuchar este artículo

El comité vs la gente

Junio 11, 2021 - 11:55 p. m. 2021-06-11 Por: Gustavo Duncan

Si a los colombianos le preguntaran quién es Nelson Alarcón, de seguro la mayoría de la gente no tendría ni idea quién es. Incluso muchos de los jóvenes que salieron a marchar tampoco tendrían idea. Quizá solo los maestros adscritos a Fecode (el sindicato de maestros públicos) sabrían de quien se trata.

Ahora bien, todo sería muy distinto si a la gente les recordaran que Nelson Alarcón es el sindicalista de Fecode que es parte del comité del paro y que en días pasados apareció en un video diciendo: “Mal haríamos en hablar por los jóvenes de primera línea, porque hoy nosotros no somos los voceros —se le escucha decir a Alarcón—. Y eso hay que dejarlo claro: ellos son los voceros de ellos mismos, legítimamente. ¿Qué les hemos dicho? Intégrense al CNP”. Entonces sabrían muy bien quien es el personaje.

Es quien admitió ante la sociedad colombiana que el comité del paro no representa a los jóvenes de primera línea, sobre los que cae el mayor esfuerzo y sacrificio en las protestas. Seguramente, salvo los miembros de Fecode y los demás sindicatos tradicionales como la CUT, la vocería que tiene el comité sobre el resto de manifestantes es también pobre.
No los representan porque las demandas de la mayoría de la gente que salió a marchar o que simplemente apoyó el paro estaban dadas por un sentimiento generalizado de malestar social, agudizado por la pandemia, y no por la agenda de intereses concretos de los sindicatos y de las aspiraciones políticas de los miembros del comité.

Lo de las aspiraciones políticas más allá de la situación del paro es así como se oye. El mismo Alarcón dijo: “Esto es de largo aliento, esto es para llegar con miras a 2022 y seguir mucho más allá, para derrotar al Centro Democrático, para derrotar a la ultraderecha y llegar al poder en 2022. Eso es de largo aliento y entonces tenemos que cambiar la táctica.
Y frente a esto hay posibilidades, por supuesto, de cambiarla desde los maestros.” Demuestra toda la instrumentalización política de la educación que se propone desde la dirigencia de Fecode.

Puede ser cierto que Nelson Alarcón representa tan solo la facción extremista. Sin embargo, hasta ahora las reacciones del resto del comité son ambiguas ni desmienten a Alarcón, ni lo apoyan. Francisco Maltés de la CUT, quien pareciera ser más moderado, evade el debate del video de Alarcón con respuestas genéricas. No hay una señal clara. Mientras tanto, hasta el momento que escribo esta columna Alarcón no le pasa al teléfono a los medios.

La gran pregunta que queda es si tiene sentido seguir negociando con el comité del paro ante semejante déficit de representatividad de los manifestantes y la evidente instrumentalización política del paro. ¿No sería mejor buscar algún tipo de interlocución con los jóvenes y la gente que apoyó el paro para dar soluciones de corto plazo al malestar social en vez de empantanarse en negociaciones con una contraparte cuya gran ganancia es precisamente esa, ser interlocutor del Gobierno?

Quizá llamar de manera unilateral a la clase política a un acto de perdón y de compromiso a dejar de abusar de los recursos del Estado, aceptar la propuesta de la ANDI de una cuota extraordinaria de tributos durante la pandemia, ofrecer un programa de nuevas oportunidades laborales y de estudios a los jóvenes, ente otras propuestas, sería una mejor solución que estancarse en negociaciones con el comité.
Sigue en Twitter @gusduncan

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS