Oasis

Oasis

Abril 21, 2019 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

La palabra pascua viene de la palabra hebrea pesah que significa paso, el paso de Egipto a la Tierra prometida.

Es la fiesta principal del judaísmo para celebrar la liberación que vivieron con su líder Moisés acabado el largo éxodo.

La Iglesia adoptó esa celebración y la aplicó al paso de la muerte a la vida en la resurrección de Cristo.

Simboliza en la fe el paso de lo negativo a lo positivo, del odio al perdón, del egoísmo al amor, de la sombra a la luz.

Se supone que ese debe ser el buen fruto de unos días santos bien aprovechados que llevan a un buen cambio de vida.

Si no es así, la semana santa simplemente fue asistir a unos ritos que pasan por tu vida sin dejar huella.

Alégrate si en estos días pascuales te dicen: “!Oh, que cambio tan bueno el que has hecho, te felicito!”.

“!Qué bueno, ya eres más amoroso, más paciente, eres una mejor persona!”. Eso es la pascua.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas