Oasis

Oasis

Noviembre 01, 2018 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

El 2 de noviembre, ‘Día de los Muertos’, en México hay rituales y celebraciones bien especiales.

Muchos mexicanos tienen con la muerte una relación cercana que está ausente en otras culturas.

Sólo allí se venden lindas calaveras de colores, dulces en forma de calavera y ves esqueletos jocosos por doquier.

Hay altares a la santa muerte, festejos en el cementerio y rituales en honor a los difuntos que se cree retornan a la Tierra ese día.

Existe toda una parafernalia para las celebraciones con algo negativo: ver a la muerte como una santa, pedirle favores y rendirle culto.

No debe hablarse de ‘muertos’ porque nadie está muerto, estamos vivos en este plano y en el que sigue.

La muerte no existe, sólo existe la vida y morir es sólo un cambio de cuerpo, de forma y de dimensión.

No hables de muertos porque el ser amado vive con Dios y otros seres ,y está bien.

Acepta su partida y haz bien el duelo, o eres tú quien está muerto en vida. Lee mi libro ‘Muerte un paso a la vida’.

VER COMENTARIOS
Columnistas