Oasis

Octubre 03, 2022 - 11:30 p. m. 2022-10-03 Por: Gonzalo Gallo

Te amo y me amas, Dios mío. La paz que ansío la encuentro en mi mundo interior cuando actúo sin envidia y sofoco el egoísmo.

Elijo ser magnánimo y no imito a los seres mezquinos que viven criticando y poniendo zancadillas.

Amado Dios, reconozco lo bueno que hay en mí y en los demás, me nutro de lo auténtico y doy sin esperar recibir.

No abrigo ningún tipo de bajeza y soy tan generoso como el árbol que regala su sombra y sus frutos.

Unido a ti, Señor, no soy un ser dormido, sino un ser despierto, en sintonía contigo, Dios, y enamorado del universo.

Vivo para amar, amo para vivir y cada día quiero ser más rico en amor y más pobre en apegos.

Sé que en los museos los visitantes hacen fila para apreciar las obras de los grandes maestros.

Pero tú me ayudas y veo claro que la obra más hermosa la pinto yo mismo y es una vida bien vivida.

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

VER COMENTARIOS