Oasis

Septiembre 15, 2022 - 11:30 p. m. 2022-09-15 Por: Gonzalo Gallo

Auguste Bouquerel, en 1912, publicó en una pequeña revista francesa esta oración: “Señor, haz de mí un instrumento de tu paz. Que donde haya odio, lleve yo amor”.

Se atribuye a San Francisco de Asís sin que sea de él. Salió como anónima y acaso la compuso Auguste, director de esa revista.

Se popularizó y se unió a San Francisco desde que en 1918 se imprimió en Reims detrás de una estampa del santo de Asís.

Lo curioso es que un grupo protestante llamado ‘Caballeros de la paz’ fue el primero en atribuir la oración al santo en 1926.

Este es un ejemplo, entre muchos de tantas creencias, que se toman como verdades sin serlo. ¿Cuestionas lo aprendido?

De hecho, las dos Ave Marías más famosas en la música no fueron compuestas por Schubert y Gounod para la Virgen.

Fueron melodías románticas a las que después alguien les puso la letra de la plegaria católica.

¿Lo ves? Creemos tantas cosas que no son ciertas. ¿Tienes atrevimiento para cuestionar y liberarte?

VER COMENTARIOS