Oasis

Agosto 22, 2022 - 11:30 p. m. 2022-08-22 Por: Gonzalo Gallo

Este es un excelente consejo de un maestro espiritual: “Ámate y sé amable y compasivo contigo mismo”.

Destierra las culpas y los juicios y sé muy compasivo contigo mismo cuando analizas tus errores.

Esto suele ser difícil incluso para las personas que son muy compasivas y empáticas con los demás.

La compasión y la empatía evolucionaron para ayudarnos a interactuar bien con los demás.

Esas actitudes las necesitas cuando te castigas sin piedad y te juzgas con dureza. Ponte en contacto con tu voz compasiva.

Háblate a ti mismo con la misma compasión con la que le hablarías a las personas que más amas.

Practicar esto a menudo te ayuda a ver soluciones donde de otro modo solo te habrías centrado en el problema.

Ser compasivo tiene un buen propósito: mantenernos a salvo de culpas y juicios que nos alejan de la felicidad.

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS