Oasis

Abril 17, 2022 - 11:30 p. m. 2022-04-17 Por: Gonzalo Gallo

El apego es una ceguera espiritual en la que un vínculo se confunde con el amor. Nadie se puede liberar del apego con la renuncia.

Es con la consciencia y la fuerza espiritual pues la renuncia mutila y causa dolor. Un apego te da gotas de placer y toneladas de ansiedad, dolor y aburrimiento.

El apegado exagera las cualidades de un objeto o persona y se aferra. Con apego proyectas en otros y los objetos cualidades que no poseen, o aumentas las que tienen.

El apego surge de creencias erróneas alimentadas por la propia inseguridad, los vacíos afectivos y el miedo.

Un cultivo espiritual serio disuelve los apegos porque te lleva a ser consciente de tu herencia divina, te permite amarte y te regala una confianza sólida.

Un ser lleno de Dios jamás sube a un pedestal los dioses de barro a los que ama, que es lo que hace el ser apegado. Ámate y ama sin poseer.

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

VER COMENTARIOS