Escuchar este artículo

Oasis

Septiembre 17, 2021 - 11:30 p. m. 2021-09-17 Por: Gonzalo Gallo

Si hoy te sientes derrotado o abatido, serénate, busca a Dios en tu interior, haz actos de fe y no te rindas.

No es fácil estar en el fango o sentir en el alma un dolor que se torna denso y pesado debido a una gran penalidad.

Es como un fuerte tambor interno que no cesa de aturdir, como un taladro que perfora en tu interior.

Eso fue lo que vivió Jesús cuando sudaba gotas de sangre en el monte de los Olivos. El dolor es para todos.

Piensa en él, implora su ayuda y cree que con su fuerza y su amor vas a levantarte resuelto.

Te puede dar alientos pensar en la parálisis de la mano derecha que golpeó a Da Vinci a los 60 años.

Una crisis muy fuerte para un artista y un inventor, pero él se dedicó a pintar con la izquierda y lo logró.

También el pintor impresionista Renoir, atacado por la artritis, pedía que le ataran el pincel a la mano, y así nos dejó obras maestras.
Sigue en Instagram @Gonzalogallog

Obtén acceso total por $9.900/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS