Oasis

Escuchar este artículo

Oasis

Diciembre 29, 2019 - 11:30 p. m. Por: Gonzalo Gallo

Lo mejor para clausurar bien un año y saludar con amor y júbilo el 2020 es agradecer, sanar, soltar y cerrar ciclos con la ayuda del perdón y la aceptación.

En un espacio calmado escribe en una hoja una plegaria de gratitud por todo, incluso lo 'malo' que vino para aprender algo valioso.

Al escribir ves todo más claro y no olvidas nada. Ese escrito puedes guardarlo para animarte en tiempos aciagos.

Haz luego una lista de lo oscuro: odios, culpas iras o tristezas que necesitas soltar con aceptación serena y un perdón sincero a los demás y a ti mism@. El odio contamina.

Hay que sanar las heridas del ayer para no iniciar un nuevo año con las espinas y punzadas del pasado. ¡Date ese regalo!

Si no cierras ciclos con amor y paz, es imposible que tu vida y tus relaciones fluyan. El agua estancada se pudre.

Haz el ritual de quemar esa hoja mientras decretas con fe: “Dios mío, suelto todo lo que me ata para poder volar libre y feliz”.

Hoy o después deposita esa hoja acaso en forma de barquito para que se vaya con el agua de un río mientras gritas animos@: “Me libero, suelto y sano. Gracias, Dios”.

Sigue en Instagram @Gonzalogallog

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS