El pais
SUSCRÍBETE
Poncho Rentería

Columnistas

Entre Petro y Claudia hay pelea

Usted lector preguntará: ¿Y por qué ese honorable parlamentario no paga un taxi, de diez mil pesos, con su sueldo exagerado? Por ‘pechugon’ y abusivo.

15 de mayo de 2024 Por: Poncho Rentería

Leo una declaración de la exalcaldesa Claudia López, una frase de muchos filos: “Todo lo que toca Petro lo corrompe”, con esa opinión deja sin piso aquella de la noche en que ganó Petro y declaró: “Ganamos, ya era hora”. El noviazgo de Petro y Claudia López, hoy candidata presidencial, está en crisis.

Mucho interés he puesto en España y Cataluña, por las elecciones del domingo en que los antiespañoles iracundos perdieron fuerza. No se alarmen, no está cercana la independencia de Cataluña, ese disparate perdió fuerza, un capricho de la burguesía derechosa y la izquierda anarquista antiespañola, incluido el Real Madrid, que en futbol sigue humillando al Barcelona.

De una emisora mañanera me llaman para que les responda si creo que está en marcha un golpe blanco contra el presidente Petro. De una le respondí al colega radial que eso del golpe es un novelón que por llevar 40 días se desinfló, hoy lo ven como un ‘cuento chino’ que circula por celulares y corrillos. Punto.

Leo un titular en una revista y dice: “La cancillería defiende compra de 30 camionetas blindadas”. Allí una funcionaria aclara que por exigencias del servicio lo hacen: “Es una compra urgentísima, necio que la oposición proteste esas minucias”. Hay derroches con el dinero de los impuestos que ofuscan, cada parlamentario recibe una camioneta 2024 blindadas. Ustedes no se ofusquen, monten en bus o Transmilenio. Punto.

El raponazo millonario a los impuestos comprando los carrotanques para La Guajira tiene indignación nacional y ese pillaje está fresco, ha ocurrido en este gobierno. El gobierno a la defensiva dice: “Nos atacan porque están buscando darnos un golpe de Estado, los gobiernos anteriores hicieron lo mismo”.

Un parlamentario en Bogotá recorre del hotel al Capitolio, máximo un kilómetro, pero le dan camioneta para moverse allí. Usted lector preguntará: ¿Y por qué ese honorable parlamentario no paga un taxi, de diez mil pesos, con su sueldo exagerado? Por ‘pechugon’ y abusivo. Esa orgía derrochona con los autos blindados con chofer, nos vale miles de millones y crecerá cada día.

¿En este gobierno suspenderán esa fiesta? Sí, pero en 25 años y sin afanes. Ese derroche en autos blindado tiene una disculpa poderosa, el afortunado dice: “Pido camioneta blindada para mí y mi familia porque estoy amenazado y deben protegerme”. Toca dársela y colorín, colorado.

AHORA EN Columnistas