Su excelencia

Su excelencia

Marzo 28, 2019 - 11:35 p.m. Por: Beatriz López

Como si los escándalos protagonizados por altos prelados de la Iglesia Católica en el mundo solo hubieran rozado en forma parcial los pecados cometidos por la elite eclesiástica colombiana, el filósofo y sociólogo francés Frédéric Martel, acaba de lanzar las más explosivas denuncias contra el Cardenal Alfonso López Trujillo, en su libro ‘Sodoma, poder y escándalo en el Vaticano’.

***
Antioquia la patriarcal y conservadora, en la que cada familia exhibía con orgullo al hijo sacerdote o la hija monja, donde algunos de ellos, el padre Marianito y la madre Laura han sido elevados a los altares, ahora hay indicios de que el poderoso cardenal López Trujillo, uno de los pocos papábiles colombianos, consejero y amigo del papa Benedictus XVI, “era violento, colérico, codicioso, megalómano y lo peor, tuvo nexos con narcoparamilitares, para desaparecer a curas progresistas”.

***
El libro, que será lanzado en Bogotá durante la Feria Internacional, recoge testimonios no solo de personajes del vaticano sino de subalternos suyos en el arzobispado de Medellín y de las investigaciones de los periodistas Hernando Salazar y Gustavo Salazar, publicadas en sus libros ‘La guerra secreta del cardenal López Trujillo’ y ‘El confidente de la mafia se confiesa’.

***
El Espectador publica un estremecedor fragmento de la obra de Martel, donde señala al Cardenal López Trujillo, presunto co-partícipe del asesinato, por parte de paramilitares, de curas progresistas pertenecientes a la teoría de la liberación, que cumplía labores sociales en barrios como el Santo Domingo. Un sacerdote de la misma corriente ideológica, Carlos Calderón, ante la persecución de López Trujillo y los paramilitares, tuvo que huir y refugiarse en África.

***
Mientras la sociedad antioqueña proyecta hacia afuera a personajes oscuros como el Cardenal López Trujillo, nosotros en Cali tenemos dos líderes religiosos de la más alta prestancia ética y espiritual como el padre Francisco de Roux y el arzobispo Darío Monsalve que se la han jugado toda por la paz y la reconciliación del país, sin embargo hay sectores que los descalifican, a causa de esa confrontación infame que envenena el alma nacional.

***
PD: El pulso entre el gobierno y los indígenas no es nuevo. Uribe hizo lo mismo que Duque cuando era presidente. Después de varios e intensos bloqueos en la Panamericana, Uribe decidió citarlos en Cali. Cuando se dirigía a ellos megáfono en mano, desde el puente del CAM, los indígenas le dieron la espalda y lo dejaron solo, se montaron en las chivas y regresaron a sus resguardos. Duque ha debido viajar al Cauca, dialogar con ellos y explicarles desde el principio lo que la Ministra ha tratado de hacer durante 18 días. Así habría evitado la pérdida de vidas humanas y el desgaste humano, económico y político que hoy sufre la región.

***
PD: Felicitaciones a Diego Martínez por sus 25 años como director de Información de El País. ‘Martillo’ ha ejercido con pasión y con el olfato que solo da la experiencia, el cargo de director de orquesta de una gallada de reporteros jóvenes, dispuestos a comerse el mundo, lo que refleja el actual posicionamiento del diario como tercero en el rating nacional.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
Columnistas