¿Somos tan felices?

¿Somos tan felices?

Enero 09, 2015 - 12:00 a.m. Por: Beatriz López

El Centro Nacional de Consultoría sirvió de apoyo a un extraño organismo internacional que se llama Barómetro Global de Felicidad, el cual revela que el 89% de los colombianos somos felices, lo que nos sitúa en el muy honroso segundo puesto entre 65 países. La encuesta se hizo con mil personas, y es curioso que tan pequeña cifra refleje el estado anímico real de 43 millones. Así son las estadísticas. ***La encuesta ha debido hacerse sobre la intolerancia. Seríamos campeones, O si no, miren las cifras de muertos el 31 de diciembre: 500 en todo el país, 19 en Cali. Si somos tan felices, ¿por qué nos matamos? El fin de año hubo riñas a lo largo y ancho de Colombia y en la Sucursal del Cielo, durante la feria comunera del barrio Ulpiano Lloreda, los vecinos, a ritmo de salsa, se liaron a puño, pedradas y cuchillo y el Esmad debió controlar la situación.***¿Serán felices los 6 millones de víctimas del conflicto, de ellos 4.744.046 desplazados de sus tierras que sobreviven en cinturones de miseria de las ciudades? ¿Tendrán un minuto de sosiego los secuestrados en la selva por la guerrilla? ¿Sonreirán los 117.311 presos hacinados en cárceles, URI y estaciones de Policía?***¿Serán felices los usuarios de Transmilenio, en Bogotá y del MÍO en Cali, en las horas pico, cuando viajan como sardinas en buses que jamás llegan a tiempo? ¿Y que además son víctimas del toque toque de los morbosos?***¿Son felices las víctimas de minas quiebrapatas, que tratan de compensar la pérdida de sus miembros, minimizando los efectos de la mutilación física y mental?***¿Será que los encuestadores fueron a hospitales públicos, donde los usuarios de EPS hacen largas filas desde la madrugada para que les formule acetaminofén en 10 minutos, ignorando patologías más complejas? ¿Se acercaron a los pasillos de los hospitales de guerra, donde se acumulan los enfermos en camillas, esperando que les llegue primero la muerte que el médico? ¿Será que alguien ahí es feliz?***¿Será feliz un pueblo, cuando la intolerancia incluye a los hinchas del fútbol, que matan por el color de una camiseta o disparan al aire porque la Selección Colombia gana o pierde, y asesinan por amor al Nacional o al América.***¿Cómo vamos a ser felices con la violencia intrafamiliar, donde el machismo asesina por celos, los niños son violados por el padrastro y el feminicidio va desde el empalamiento hasta el ácido que desfigura rostros y almas? La llamada familia nuclear en Colombia ha perdido terreno en forma alarmante. El director de la Fundación Restrepo Barco, durante reunión con columnistas, nos habló del número de divorcios (de los mayores en el mundo), uniones libres, matrimonios del mismo género, madres solteras y padres que cambiaron el rol por el de madres y amos de casa. ¿Será que este fenómeno está incubando gente más feliz?***¿Habrá felicidad en los millares de deudos que dejan los accidentes de tránsito? Borrachos y homicidas al volante, niños bien que aman la adrenalina y matan 3 y 4 personas, y huyen o les dan la casa por cárcel, mientras sus familiares sufren doble duelo: el de la pérdida y el de la impotencia ante una justicia venal.***Espero que este pequeño muestreo de la Colombia cotidiana nos baje de la nube pensando que somos el segundo país más feliz del mundo. Las encuestas y estadísticas son armas para manipular la realidad. Así las autoridades, con mi general Palomino a la cabeza y algunos alcaldes, sacan pecho porque este fin de año sólo murieron violentamente 500 colombianos, mientras en el 2013 fueron 514. Lo que sería noticia es que no haya un solo muerto.

VER COMENTARIOS
Columnistas