Mujeres sin mordaza

Septiembre 24, 2020 - 11:35 p. m. 2020-09-24 Por: Beatriz López

Ante el oscuro panorama post-pandemia que se vislumbra, cuando la violencia se repite como una maldición recurrente, cuando el gobierno financia a sectores pudientes y baja los salarios y las pensiones al pueblo raso, cuando el Presidente cita ante la ONU el éxito de su gestión y afirma que defenderá a capa y espada nuestro ecosistema, mientras es partidario del fracking y los índices de desempleo y pobreza se agigantan, hay una luz de esperanza y es la voz de las mujeres sin mordaza que gritan la verdad.

***

Y no me refiero solo a las que ostentan altos cargos o están en la academia o el periodismo, también a las líderes sociales de la Colombia profunda, a todas aquellas que han perdido a sus hijos en la guerrilla, el Ejército y la Policía o en las redes del narcotráfico, también las madres que lloran la muerte de tantos jóvenes a quienes les truncaron su derecho a vivir en un país en paz.

***

Es la valerosa actitud de Patricia Linares, presidenta de la JEP; de Claudia López, alcaldesa de Bogotá; María José Pizarro, Ingrid Betancourt, Sandra Borda y periodistas como María Jimena Duzán, Cecilia Orozco, María Elvira Bonilla, Patricia Lara, Camila Zuluaga y Auralú Mera, entre otras, que sin los eufemismos que utiliza el gobierno para deformar la verdad llaman las cosas por su nombre sobre los temas candentes de la realidad colombiana.

***

Impactó el discurso de María José Pizarro ante el Congreso, que dejó atónitos a los Petros, Bolívares y Cepedas, eternos voceros del disenso y la provocación en ese recinto. La hija del inmolado Pizarro le recordó al ministro de Defensa, citado por el hemiciclo, lo sucedido el 9 de septiembre en Bogotá a raíz de la muerte de Javier Ordóñez tras evidente abuso policial, chispa que desató disturbios y actos vandálicos durante dos noches en Bogotá.

***

Para no dar pie a rectificaciones, dijo haber visto a los patrulleros disparando a la multitud, y cedió la palabra al amigo del abogado, quien con lágrimas en los ojos narró los pormenores del execrable atropello de que fue víctima Ordóñez por parte de dos agentes de la Policía. Después, en extenso reportaje, María José hizo un demoledor análisis sobre la división actual del país, al señalar que los centristas o neutrales no solo son tibios sino cómodos. ¿Se refería acaso a Fajardo, a quien recordó sus vínculos con la catástrofe de Hidroituango?

***

Otro testimonio desgarrador fue el de Íngrid Betancourt ante la Comisión de la Verdad, frente a los miembros de las Farc quienes al fin reconocieron los delitos de secuestro y retención y violación de menores. Íngrid confesó lo que se siente estar atada a un árbol día y noche: “Es la muerte anticipada, es la violación de la dignidad humana. Es el exilio íntimo de impacto devastador, incluso después de la liberación”. Esas palabras debieron calar en ‘Timochenko’ y en la senadora Sandra Ramírez, que día por día negaron el accionar criminal de la guerrilla.

***

Por último, y por falta de espacio, imposible no destacar el carácter y la serenidad de la directora de la JEP que ha soportado todo el peso de la implementación de un sistema de justicia nuevo en el país y en el mundo, a pesar de la feroz campaña del gobierno Duque por torpedearlo.

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS