Las chuzadas de Avianca

Las chuzadas de Avianca

Noviembre 08, 2018 - 11:35 p.m. Por: Beatriz López

Llevo cerca de un año tratando de que Avianca reintegre a mi tarjeta de crédito el valor de un pasaje Cali-Cartagena-Cali, expedido el 23 de noviembre del 2017 y cancelado en los primeros días de enero del 2018, ante el arbitrario cambio de itinerario que me impuso la aerolínea.

***

Al desgaste de soportar el incumplimiento ante un reclamo justo y en derecho, cada que nos cierran la puerta nos viene a la mente la huelga de 51 días de los pilotos y el despido d e 107 aviadores luego de la declaratoria de ilegalidad por parte de la Corte Suprema.

***

Sobre todo ahora que se ventila el caso del espía acusado de chuzar a los pilotos, por parte de Laude Fernández, exjefe de contrainteligencia del DAS, a lo cual responde el señor Efromovich que “Avianca nunca va a contratar a alguien para que cometa algún acto ilícito”.

***

Pero, ¿quién es el protagonista de esta historia de aviadores-huelguistas que perdieron su empleo, de 500 mil pasajeros afectados por la cancelación de 20 mil vuelos, las pérdidas de cerca de US$2 millones por día y a las extrañas chuzadas de espionaje? Pues no es el valiente capitán Jaime Fernández, sobre el cuál llovieron rayos y centellas, sino el ciudadano colombo-boliviano Germán Efromovich.

***

Como es costumbre en Colombia, la fascinación por los extranjeros lo llevamos en el ADN indígena. Efromovich, boliviano e hijo de inmigrantes judíos, ingeniero mecánico de la Universidad FEI de Brasil, llegó a Colombia en el 2004 pisando duro, por sus antecedentes de empresario exitoso. El 22 de marzo de ese año se convirtió en el nuevo accionista de Avianca, a través del Grupo Sinergy.

***

Avianca, nuestra empresa-emblema, con sus pros y contras, quedó en manos de este hombre que la capitalizó en US$64 millones, y tuvo el control del 75 % de la empresa, mientras la Federación Nacional de Cafeteros se haría cargo del 25 %. Los colombianos nos pusimos felices. Efromovich que se nacionalizó en el 2005 fue nuestro referente. Viajaba como cualquier pasajero en los vuelos nacionales e internacionales para vigilar la atención y el cumplimiento de sus empleados.

***

Vino la huelga, la masacre laboral de los pilotos, las chuzadas, los incumplimientos en la devolución de los pasajes cancelados, y dejó de ser el referente de empresario ideal.

***

PD: Dos aclaraciones a mi columna sobre el alcalde Armitage: Rodolfo Gómez, director de Comunicaciones de la Alcaldía, me envía una respetuosa aclaración, que con mucho gusto transcribo: “No puedo compartir lo que dices al cierre de tu columna de que uno de los problemas de MA es del equipo de comunicaciones, que me honro en dirigir desde hace un año.

Y aunque la tarea no es fácil, quiero compartirte un aspecto evaluado en la última encuesta de Gallup: en octubre del 2017 que estaba en 35 % a octubre 2018, hemos subido a 47 % la favorabilidad, eso es 11 puntos. No digo que sea solo un tema de comunicación pero con seguridad, algún aporte hemos hecho en ese proceso de recuperación de la percepción ciudadana”.

La otra aclaración es de Mapi Velasco: “En el tema de la educación, la corrección es que la ciudad venía de un atraso en infraestructura, desde la época de Apolinar Salcedo, en la que se dio la ampliación de cobertura a través de los nefastos colegios- garajes, bajo la figura de ‘colegios privados’. Ante ese atraso la Alcaldía ha iniciado la más grande inversión en infraestructura escolar pública”.

VER COMENTARIOS
Columnistas